NUEVO ESTUDIO

NUEVO ESTUDIO

Descubren un marcador cerebral de problemas de memoria en pacientes con esquizofrenia

Un nuevo estudio  ha identificado un marcador cerebral que podría ser un signo  para detectar problemas de ememoria en personas con esquizofrenia.

Investigadores desarrollan un fármaco para esquizofrenia que será probado en humanos en 2016.
Investigadores desarrollan un fármaco para esquizofrenia que será probado en humanos en 2016. | Agencias

El estudio, publicado en 'Biological Psychiatry', fue dirigido por investigadores del Centro Médico de la Universidad de Columbia en Estados Unidos, y el Instituto Psiquiátrico del Estado de Nueva York.

Aunque la esquizofrenia suele causar alucinaciones y delirios, muchas personas con este trastorno también tienen déficits cognitivos, incluyendo problemas con la memoria a corto y largo plazo.

Por lo tanto, este biomarcador podría ser un gran paso para comprender y tratar uno de los síntomas mas devastadores de la esquizofrenia. "De todos los síntomas relacionados con la esquizofrenia, los problemas de memoria pueden tener el mayor impacto en la calidad de vida, ya que pueden hacer que sea difícil mantener un trabajo y relaciones sociales", dice el autor Jared X. 

Van Snellenberg, profesor de Psicología Clínica en CUMC y científico de investigación en la División de Traducción de la Imagen de NYSPI. "Por desgracia, sabemos muy poco acerca de la causa de estos problemas de memoria y no tenemos forma de tratarlos", lamenta.

Científicos han planteado la hipótesis de que los problemas de memoria en la esquizofrenia se originan de las interrupciones en la corteza prefrontal dorsolateral del cerebro pero otros estudios que emplearon resonancia magnética funcional para comparar la activación del córtex prefrontal dorsolateral en individuos sanos y pacientes con esquizofrenia, mientras realizaban pruebas de memoria, no han mostrado diferencias claras.

Por eso, el doctor Van Snellenberg plantea la hipótesis de que los estudios no lograron detectar diferencias debido a que las pruebas de memoria no tenían suficientes niveles de dificultad. 

Este estudio con 45 controles sanos y 51 pacientes con esquizofrenia, incluyendo 21 que no estaban tomando medicamentos antipsicóticos, realizaron esta prueba de memoria de ocho niveles mientras se sometían a imágenes de resonancia magnética funcional. 

Como era de esperar, los controles sanos mostraron un aumento gradual en la activación DLPFC, seguido por una disminución gradual en la activación a medida que la tarea se vuelve más difícil.

Agencias | Madrid | Actualizado el 06/04/2016 a las 18:45 horas

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.