AUMENTA LA PROTEÍNA BETA AMILOIDE

AUMENTA LA PROTEÍNA BETA AMILOIDE

Dormir mal puede provocar Alzheimer, según los expertos

Un estudio de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington en St. Louis, EE.UU, en colaboración con el Centro Médico de la Universidad de Radboud, en Países Bajos, y la Universidad de Stanford, en EEUU, han demostrado que dormir mal durante la edad adulta, estando sanos, puede provocar un crecimiento de "beta amiloide", una sustancia relacionada con la enfermedad del Alzheimer.

Despertador de mesilla de noche
Despertador de mesilla de noche | Frederic Cirou (Gtresonline)

La "proteína tau", originada en el cerebro, se ha ligado al daño cerebral en el Alzheimer y otras enfermedades neurológicas. En la investigación se ha demostrado que el mal sueño eleva la probabilidad de padecerlo al provocar que crezcan dos proteínas ligadas a dicha enfermedad.

Los cerebros de las personas con Alzheimer están salpicados de placas de proteína "beta amiloide" y enredos de "proteína tau", que en conjunto desencadenan que el tejido cerebral se atrofie y muera.

La mitad de los participantes fueron elegidos al azar, y mientras dormían profundamente, los científicos les enviaban pitidos cada vez más fuertes. La otra mitad durmió tranquilamente sin ser despertados. Al día siguiente, los participantes que habían dormido con pitidos, se sentían cansados por el sonido de onda lenta que habían escuchado y no recordaban que habían sido despertados durante la noche. Además, se sometieron a una punción espinal para comprobar sus niveles de "amiloide" y "tau".

Un mes después se repitió el proceso, a los primeros, que habían dormido bien durante toda la noche, se le realizó lo mismo que a los segundos, que habían sido despertados con los pitidos.

Los investigadores compararon los niveles de "amiloide" y "tau" de los primeros y los segundos, y encontraron un aumento del 10% después de una noche de sueño interrumpido, pero ningún incremento de los niveles de "tau". Sin embargo, los pacientes que declararon haber dormido mal en su casa, si vieron aumentados los niveles de "tau".

Es improbable que una sola noche o, incluso una semana durmiendo mal, tenga efecto en el riesgo de desarrollar Alzheimer, sino que la principal preocupación son los pacientes con problemas crónicos del sueño.

Estudios anteriores han demostrado que el sueño escaso está relacionado con los problemas cognitivos, señal de advertencia temprana para saber que hay probabilidad de padecer Alzheimer.

Seguro que te interesa

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.