'DESTRUYENDO EL PARAÍSO'

'DESTRUYENDO EL PARAÍSO'

Contra la construcción española en Cabo Cortés

Varias organizaciones han presentado en México DF el informe ‘Cabo Cortés: destruyendo el paraíso’, para impedir que la empresa española Hansa Urbana construya un complejo turístico en una zona declarada Patrimonio de la Humanidad.

Greenpeace, junto con las organizaciones Wildcoast, el Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA) y Amigos para la Conservación de Cabo Pulmo A.C (ACCP), ha presentado en México DF el informe Cabo Cortés: destruyendo el paraíso. En él exponen que la empresa española Hansa Urbana tiene previsto construir un megacomplejo turístico en la zona protegida de Cabo Pulmo.

Las organizaciones consideran inaceptable que las empresas inmobiliarias y turísticas españolas, actores clave en el desarrollo insostenible llevado a cabo en España durante los últimos años, y que ahora se demuestra agotado, pretendan reproducir en otros países el desastre que ya han causado aquí. Asimismo demandan que Cabo Cortés no sea autorizado y en su lugar proponen que se promuevan intensivamente los esfuerzos de protección de Cabo Pulmo por parte de la comunidad local, que ha usado un modelo de turismo respetuoso con el medio ambiente.


Los posibles impactos del proyecto

- La planta desalinizadora descargará 500 litros por segundo de amargos y salmueras que pueden ir hacia al arrecife de Cabo Pulmo.

- Contradice la legislación que establece que cualquier nuevo proyecto turístico debe asegurar su propio abastecimiento de agua y el de los núcleos de población que se generen como consecuencia. Si este proyecto se desarrolla íntegramente consumirá el agua equivalente a una ciudad de 71.000 habitantes (4,5 millones de metros cúbicos anuales).

- No se tienen en cuenta los posibles impactos del cambio climático y los pronósticos de un cambio del nivel del mar en el Pacífico.

- La marina modificará el perfil de la costa y afectará a la vida en los fondos arenosos y a la disposición de la arena. Cuando esté funcionando se generará un importante tráfico, que previsiblemente causará vertido de combustibles, basuras y ruidos que afectarán a la zona y más allá.

- La autorización va en contra lo recomendado por la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP) ya que Cabo Pulmo se encuentra sin duda en la zona de influencia del proyecto.

- El estudio presenta problemas de identificación y de muestreos en relación a aves, mamíferos y reptiles, varios de ellos especies en peligro de extinción.


> Más información en: www,greenpeace.org

Greenpeace | España | Actualizado el 25/08/2010 a las 15:24 horas

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.