OPTAN A GANAR UN CERTAMEN EUROPEO

OPTAN A GANAR UN CERTAMEN EUROPEO

Dos estudiantes gallegos pueden ganar un certamen europeo por inventar un sistema ecológico que degrada las toallitas

Migel Aragón y Miguel Saqueiros son dos estudiantes de Primero de Bachillerato de un colegio de Orense, que han ideado un sistema que degrada toallitas gracias a la capacidad del gusano de la miel para descomponer derivados de polietileno. Esta idea ha hecho posible que su proyecto sea ganador de la fase española en el certamen 'Stockholm Junior Water Prize' (SJWP)', un premio juvenil de iniciativas para mejorar la gestión y el tratamiento del agua. Del 26 al 31 de agosto competirán con el resto de iniciativas europeas en Estocolmo.

El mal uso de las toallitas húmedas atasca los desagües
El mal uso de las toallitas húmedas atasca los desagües | Archivo

Estos galardones, organizados por el Instituto Internacional del Agua de Estocolmo (Suecia), están dirigidos a jóvenes de entre 16 a 21 años, y tienen como objetivo reconocer y promocionar ideas que ayuden a mejorar la calidad, protección y tratamiento del agua, así como la gestión de los recursos hídricos.

Los ganadores de la final nacional, celebrada en Madrid, son Miguel Aragón Fernández y Miguel Sequeiros Doval, estudiantes de Primero de Bachillerato del Colegio Santa María de Orense, que defendieron su investigación junto a su tutora, Lydia Castro Núñez.

Toallitas húmedas

Su trabajo se basa en investigaciones recientes de las universidades de Cantabria y Cambridge en las que se demuestra que el gusano de la miel (Galleria mellonella) puede degradar mediante su ingesta natural tanto el polietileno como sus derivados, presentes en las toallitas higiénicas, sin generar productos contaminantes ni afectar al ciclo vital de esta especie.

El sistema, desarrollado por los estudiantes orensanos, permite la degradación ecológica de estas toallitas, que tienen un porcentaje de desintegración en agua menor al 40 % y provocan taponamientos de las tuberías e incluso llegan a inhabilitar temporalmente algunas depuradoras, lo que origina una factura de más de 1.000 millones de euros anuales a la Unión Europea según el comunicado.

Castro ha explicado que el principal problema de este tipo de productos es que no existe “una manera ecológica de degradarlos” y hasta ahora la mejor opción pasa por reciclarlos en plantas especializadas “pero lamentablemente muy pocos se reciclan” por lo que “un altísimo porcentaje” acaba contaminando océanos y ríos.

Por este motivo, es importante esta propuesta que ahora competirá, coincidiendo con la Semana Mundial del Agua, en la final internacional que se celebrará del 26 al 31 de agosto en Estocolmo.

Allí, un jurado de expertos elegirá el proyecto ganador, que recibirá 15.000 dólares (unos 12.900 euros), un diploma y una escultura de manos de la princesa Victoria de Suecia, patrona del galardón.

Hazte Eco | Madrid | Actualizado el 28/05/2018 a las 13:19 horas

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.