SEGÚN LA AEP

SEGÚN LA AEP

¿Cómo puedo proteger a mi bebé del calor?

El verano es una de las épocas más peligrosas del año para los más pequeños por los temidos golpes de calor, por eso hay que tener especial cuidado con los bebés, sobre todo cuando los dejamos en el coche para hacer recados pensando que va a ser solo un momento.

¿Cómo puedo proteger a mi bebé del calor?
¿Cómo puedo proteger a mi bebé del calor? | Agencias

La Asociación Española de Pediatría (AEP), afirma que durante los meses de calor, la temperatura en el interior del coche puede subir de 10 a 15 grados en 15 minutos y, a su vez, la temperatura corporal del niño sube de 3 a 5 veces más rápido que la de un adulto porque la reserva de agua del niño es menor. Por ejemplo, en los días con 22 grados de temperatura, el interior del coche puede llegar a los 47 grados.

La hipertermia en los peques puede ocurrir en un tiempo de tan solo 20 minutos, y la muerte en apenas dos horas. Este caso es el más grave y, según datos de la AEP, la mayoría de las víctimas tienen entre 0 y 4 años.

La causa es que la temperatura muy elevada produce una pérdida de agua y electrolitos que son necesarios para el normal funcionamiento de los distintos órganos.

Pero para prevenir que ocurran esto, los expertos aconsejan:

  • Utilizar siempre ropa holgada, ligera y de algodón transpirable, también de colores claros y nunca olvidar proteger la cabeza con un gorrito.
  • Bañarlos y mojarles con frecuencia el cuerpo.
  • Evitar que los niños permanezcan expuestos al sol y a las altas temperaturas y mantenerlos en lugares sombreados, bien ventilados o con aire acondicionado.
  • Nunca dejar a un niño solo, ni permanecer con él dentro del coche estacionado y cerrado.
  • Llama al 112 si ve a un pequeño solo en el vehículo.
  • No esperar a que los niños pidan agua y ofrecerles continuamente líquidos o, en el caso de los lactantes, ofrecerles el pecho de manera más frecuente.
  • Beber pequeñas cantidades de agua cada 15 o 30 minutos en caso de que hagan ejercicio.

Si piensas que tu niño puede sufrir un golpe de calor fíjate si sufre alguno de estos síntomas:

  • Fiebre superior a los 40º
  • Fatiga y debilidad
  • Mareos, naúseas e incluso vómitos
  • Calambres musculares
  • Dolor de cabeza intenso y confusión
  • Respiración superficial y rápida
  • Taquicardia y pulso débil

En caso de que los síntomas sean visibles y el peque esté sufriendo un golpe de calor, los pediatras recomiendan actuar de la siguiente manera:

  • Colocar al paciente en posición fetal y de lado
  • Aplicar compresas frías, preferentemente con hielo, de manera continuada, en el cuello, axilas e ingles.
  • Usar ventiladores colocados directamente sobre el paciente
  • No usar antitérmicos
  • Aflojar la ropa que le oprima y quitar la que no sea necesaria

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.