07/05/2010.- En Amorebieta, Vizcaya, en el año 2000 el ayuntamiento decidió suprimir todos los semáforos y cambiarlos por rotondas, señales de "ceda el paso" y por pasos elevados para peatones. Desde entonces los accidentes se han reducido un 80% en esta localidad.

Además el tráfico ha experimentado una mejoría y ahora se circula con mayor fluidez. Entre los peatones hay división de opiniones, hay quienes piensan que las rotondas son peligrosas pero los datos dan la razón al ayuntamiento. En esta década la siniestralidad se ha reducido un 80%.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.