10/05/2010.- La Ertzaintza ha puesto en marcha una campaña para controlar el uso de elementos de seguridad en los autobuses escolares. Se quiere conseguir que todos los niños lleven puesto el cinturón de seguridad.

Si se detecta alguna anomalía en los sistemas de seguridad se le comunica al conductor para que a su vez este avise a la empresa y el problema se subsanado cuanto antes. Lo más normal es que se produzcan atascos en los cinturones porque alguien haya introducido algún objeto.

Los vehículos anteriores a 2007 no están obligado a llevar cinturones y hay que esperar hasta que finalice su vida útil para poder reemplazarlos por otros autocares que cumplan todas las normas de seguridad.

Esta nueva campaña divulgativa de la Ertzaintza además quiere demostrar que la educación es más efectiva que la sanción.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.