POSIBLE REFORMA DE LA LEY DE TRÁFICO Y SEGURIDAD VIAL

POSIBLE REFORMA DE LA LEY DE TRÁFICO Y SEGURIDAD VIAL

La DGT valora implantar la tasa cero de alcohol para conductores "jóvenes y profesionales"

El director general de la Dirección General de Tráfico (DGT), Gregorio Serrano, ha admitido la posibilidad de modificar a la baja la tasa de alcoholemia e implantar la tasa cero "al menos para conductores jóvenes y profesionales". Gregorio Serrano ha explicado que es una medida muy razonable y ha recordado que "en muchos países la tasa es cero cero, no se puede beber absolutamente nada, y el conductor no tiene dudas de si con media cerveza da positivo o no".

Un agente realiza una prueba de alcoholemia
Un agente realiza una prueba de alcoholemia | EFE

Actualmente la tasa para conductores noveles y profesionales es de 0,15 mg/litro en aire espirado y de 0,25 para conductores en general. Serrano ha recordado que el Ministerio de Interior trabaja en la reforma de la Ley de Tráfico y Seguridad Vial para "intentar dar solución y plantear todas las cuestiones relativas a las sanciones y conducción bajo los efectos del alcohol".

El director de la Dirección General de Tráfico (DGT) ha recordado las medidas urgentes anunciadas esta semana por el Ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, tras los últimos atropellos de ciclistas por parte de conductoras que circulaban bajo los efectos del alcohol y las drogas y que incluyen pérdida de vigencia del permiso de conducir, alegando falta de "aptitudes psicofísicas".

Serrano ha resaltado, no obstante, la importancia de consensuar con todos los grupos políticos las reformas a adoptar para evitar que su vigencia se limite "a dos o tres años al albur de cambios parlamentarios".

Ha reiterado, además, el compromiso del Gobierno de "plantearse muy seriamente este asunto y que de una vez por todas éste sea un país donde circular por las carreteras, especialmente para lo que lo hagan bajo loe efectos del alcohol, sea más complicado y sientan el aliento de la sociedad en el cogote".

Respecto a las medidas anunciadas por el ministro, ha explicado que el conductor reincidente en alcohol y drogas "no tiene un problema de no conocer el código de circulación" sino de que "está alcoholizado o es drogadicto y por tanto no se le puede tratar como a una persona que no lleva el cinturón de seguridad o excede la velocidad".

Por ello, ha defendido que cuando desde la Jefatura de Tráfico se "se sospeche que alguien puede haber perdido sus aptitudes psicofícas se le retirará el permiso de conducir hasta que sea evaluado por el servicio sanitario y si se confirma no volverá a conducir hasta que no supere esa enfermedad".

Seguro que te interesa

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.