UN 13% MENOS QUE EN 2010

UN 13% MENOS QUE EN 2010

Los fallecidos en carretera en 2011 fueron 2.060 tras el cambio de recuento de la DGT

La directora general de Tráfico, María Seguí, ha presentado el balance de siniestralidad de 2011 que asciende 2.060 muertos, un 13% menos que en 2010. Este año, se han contabilizdo los fallecidos en el momento del siniestro o en los treinta días posteriores al mismo. Un sistema diferente al habitual que contabilizaba las víctimas mortales a 24 horas del siniestro y excluía a los fallecidos en zona urbana y a los que perdían la vida días después.

Así lo ha detallado hoy la directora de Tráfico, María Seguí, en la Comisión de Seguridad Vial del Congreso de los Diputados en el que ha destacado que la cifra de siniestralidad del pasado año supone un descenso del 13 por ciento con respecto a 2010.  El balance supone 581 fallecidos más que el balance provisional hecho público en enero.

Seguí ha ofrecido el balance de siniestralidad completo tras computar el número de fallecidos en carretera un mes después de ocurrir el accidente y no con las cifras habituales de víctimas mortales a 24 horas del siniestro y que excluyen a los fallecidos en zona urbana y a los que mueren días después.

La citada cifra definitiva, con datos de defunciones del Instituto Nacional de Estadística (INE) y centros hospitalarios, supone 581 víctimas más que el balance provisional ofrecido el pasado mes de enero que era de 1.479 y suponía que por primera vez desde hace cincuenta años la siniestralidad en las carreteras no había superado los 1.500 fallecidos.

A rasgos generales, y según ha detallado Seguí, el perfil de las víctimas de tráfico durante el año pasado es el de un hombre de más de 45 años que pierde la vida en siniestros que se producen por salida en vías interurbanas o carreteras convencionales, mayoritariamente de lunes a viernes, en horario laboral (de 08.00 a 20.00 horas) y de septiembre a junio.

Sobre esta radiografía, la directora de Tráfico se ha comprometido a "poner más atención" en los desplazamientos laborales, al tiempo que se ha congratulado que "salvo alguna contada excepción", las cifras ponen de relieve un descenso general con respecto a 2010 de fallecidos, heridos y número de accidentes en todos los tramos horarios y en todas las vías.

De las 2.060 fallecidos en los 83.027 accidentes registrados, 1.603 personas perdieron la vida en siniestros en carreteras y 457 en vías urbanas.

Además, más de la mitad de las víctimas, el 58%, eran conductores y del total de fallecidos 1.598 fueron hombres y 457 mujeres, de los cuales más de la mitad tenían más de 45 años.

Respecto al tipo de accidente, la salida de vía estuvo detrás de 578 víctimas mortales en carretera, el 36 por ciento del total, mientras que en vías urbanas la mitad de los fallecidos, 217, fueron por atropello, al tiempo que en el 23 por ciento de los siniestros se certificó una velocidad inadecuada.

En 2011 la cifra de fallecidos en motocicleta descendió en todas las vías con respecto al año anterior, pasando de los 386 (279 en interurbana y 107 en urbana) en 2010 a 348 (251 y 97, respectivamente).

Seguí ha llamado la atención sobre el número de heridos, que de carácter grave ascendió a 11.347 y 104.280 leves, es decir, que no requirieron hospitalización, lo que supone, ha dicho, que por cada fallecido se producen en torno a seis heridos graves y 51 leves que precisan asistencia médica.

En cuanto a los graves, el informe presentado detalla que el 57 por ciento sufrió algún tipo de fractura y el 17 por ciento lesiones internas, de los cuales destaca más de 200 fracturas de médula espinal, 1.851 de columna vertebral, 35 amputaciones de extremidades inferiores y 70 de extremidades superiores.

Al menos 78.961 personas había en España el pasado año con discapacidad permanente relacionada con secuelas de un accidente ocurrido ese año o previamente.

La directora de Tráfico también ha alertado de la incidencia en la siniestralidad de no usar el cinturón de seguridad. El 22% de los fallecidos en carretera no lo llevaba puesto, porcentaje que se eleva al 41 por ciento entre las personas que perdieron la vida en vía urbana.

También ha llamado la atención sobre los motoristas fallecidos que no llevaban el casco y que representaron en 2011 un 19 por ciento en carretera y un 16 por ciento en vías urbanas.

Los costes directos e indirectos asociados a los accidentes mortales se estiman, ha dicho Seguí, en torno al 1,04% del Producto Interior Bruto (PIB).

Tanto el portavoz de CiU como el del PSOE, Jordi Jané y Juan Carlos Corcuera, respectivamente, se han felicitado por el informe presentado y de la "buena labor de marketing" de la directora por cumplir con la promesa de presentar este informe, aunque han reprochado a Seguí que no hubiera sido facilitado a los grupos parlamentarios con anterioridad. Por su parte, Seguí se ha comprometido a tener listo el cómputo real de siniestralidad de este año en marzo de 2013.

EFE | Madrid | Actualizado el 01/08/2017 a las 09:27 horas

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.