CONSEJOS

CONSEJOS

Siete sistemas de retención, de menos a más seguros, para llevar a tu mascota en el coche

Los que tienen perros o gatos lo saben, se los quiere como si fueran un miembro más de la familia. Por este motivo, en Ponle Freno queremos daros la información necesaria para que, cuando viajéis con ellos, sepáis que los estáis llevando de forma segura. Existen siete formas de transportarlos pero todas no son igual de recomendables.

Sistemas de retención para llevar a tu mascota en el coche de forma segura
Sistemas de retención para llevar a tu mascota en el coche de forma segura | Ponle Freno

Si tu mascota es pequeña, la mejor forma de llevarla es un transportín en el suelo del vehículo.

Si tu fiel amigo es grande, lo más recomendable es colocar el transportín en el maletero, en posición transversal a la dirección de la marcha. Y si buscas  una mayor seguridad, combinemos este sistema con la rejilla divisoria.

En cualquier caso, utiliza siempre un sistema de sujeción adecuado, no dejes que el animal vaya en brazos, consulta al veterinario para prevenir mareos, no dejes a su mascota en el interior del vehículo con altas temperaturas y cuando abras la puerta, anticípate a situaciones de riesgo, porque el animal puede salir corriendo y lanzarse a otros coches.

A continuación analizamos la eficacia de los diferentes sistemas de retención para animales:

1. Animal suelto: El escenario menos seguro es el animal tumbado sobre la bandeja trasera, detrás del conductor. El animal saldrá lanzado contra el reposacabezas del conductor si hubiera un accidente. Los dos sufrirían lesiones muy graves, incluso mortales.

2. Arnés de un solo enganche: El arnés se engancha al cinturón de seguridad del vehículo. En caso de colisión, la hebilla del arnés se rompe. El perro choca contra el respaldo del asiento, provocando graves lesiones al conductor en la columna. El animal sufriría lesiones graves o mortales.

3. Arnés con dos enganches: El arnés evita el desplazamiento hacia delante, por lo tanto, no se transmite ninguna carga al conductor. Para evitar que la mascota choque contra los asientos -con consecuencias que serían muy graves-, deberán tener un sistema de unión corto.

4.  Sujeto con el cinturón de seguridad: El transportín destroza los puntos de sujeción del cinturón. Además, se rompe su parte superior. El animal sufre lesiones muy graves y los ocupantes del vehículo soportan cargas importantes.

5. Transportín colocado en el suelo del vehículo: Los transportines pequeños encajan bien en el suelo. Como tienen poco espacio la enegía del impacto es absorbida pronto y apenas se deforma el habitáculo del animal que solo sufre lesiones leves.

6. Transportín en el maletero: Cuando el animal es más grande y el transportín también, se puede colocar en el maletero en posición transversal a la dirección de la marcha. Sin embargo, no se puede evitar la posibilidad de que los ocupantes de las plazas traseras sufran lesiones.

7. Rejilla divisoria : Un rejilla colocada entre los pilares de la estructura del coche, que separe la cabina del maletero, permite a la mascota moverse libremente sin molestar al conductor, pero en caso de colisión y según la posición del animal en ese momento, puede sufrir lesiones muy graves.

Combinación de transportín con rejilla divisoria: Esta es la opción más segura para el animal y para todos los ocupantes del vehículo. Porque en caso de impacto el transportín absorverá el golpe para que la mascota no sufra daños mortales y la rejilla evitará que el transportín haga daño a las personas que viajan.

Ponle Freno | Madrid | Actualizado el 30/09/2016 a las 10:55 horas

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.