SEGÚN UN NUEVO ESTUDIO

SEGÚN UN NUEVO ESTUDIO

La densidad del pecho podría aumentar el riesgo de desarrollar cáncer de mama

Un grupo de investigadores de la Universidad de California en San Francisco (Estados Unidos) han descubierto que la densidad del pecho puede suponer un riesgo a la hora de desarrollar cáncer de mama, incluso más que los antecedentes familiares o tener hijos tarde.

Un test al diagnosticar el cáncer de mama predice cómo irá el tratamiento
Un test al diagnosticar el cáncer de mama predice cómo irá el tratamiento | Agencias

Un dato clave que ha sido llevado por esta importante investigación que ha sido publicada en la revista 'JAMA Oncology' y que se basó en en análisis de más de 18.000 mujeres con neoplasias malignas de mama y 184.000 mujeres de la misma edad que no habían desarrollado la enfermedad.

Así, comprobaron que las mujeres con un pecho más denso tienen un riesgo mayor, aproximadamente dos veces mayor, de padecer cáncer de mama, según ha reconocido Natalie Engmann, principal autora de la investigación.

En concreto, tienen un riesgo, aproximadamente, de padecer esta enfermedad, dos veces mayor en comparación con aquellas mujeres que tienen más grasa que tejido glandular y conjuntivo.

Un importante hallazgo que representa un problema porque el 60% de las mujeres más jóvenes y el 40% de las que ya han pasado la menopausia tienen los senos densos, lo que hace que los tumores sean más difíciles de detectar en las mamografías.

Pero los investigadores, que han participado en este estudio, han expliciado que los resultados no muestran que la densidad del pecho sea el factor de riesgo más significativo si no, que es el hecho de que sea un tumor tan común es porque hay muchas mujeres con mamas densas.

En el estudio, los investigadores clasificaron la densidad mamaria en cuatro categorías: prácticamente grasas, principalmente grasas pero con tejido denso, moderadamente densas y predominantemente densas.

También, examinaron varios factores de riesgo conocidos del cáncer de mama como el peso de la mujer, los antecdentes familiares de la enfermedad, haber sufrido una lesión benigna en la mama o tener un primer bebé después de los 30 años. 

Los expertos calcularon que alrededor del 39% de los casos de cáncer de mama antes de la menopausia y el 26% de los casos que se desarrollandespués podrían prevenirse si las mujeres tuviesen un tejido menos denso. 

El aumento de peso tiende a añadir tejido graso a los pechos y menor densidad, pero la obesidad es un factor de riesgo independiente de desarrollar la enfermedad en mujeres más mayores, según el estudio.

De hecho, aproximadamente el 23% de los tumores en mujeres mayores podrían prevenirse si las mujeres con sobrepeso u obesidad bajaran de peso.
Pero también, inisisten los investigadores, existen otros datos de riesgo como la historia familiar o el retraso a la hora de tener hijos.

Constantes y Vitales | Madrid | Actualizado el 03/08/2018 a las 20:06 horas

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.