PROVOCA DISTINTOS EFECTOS

PROVOCA DISTINTOS EFECTOS

Investigadores demuestran que el ritmo de la respiración afecta a la memoria y a las emociones

El ritmo de la respiración provoca una actividad eléctrica en el cerebro que afecta a la memoria y a las emociones, según han mostrado un equipo de investigadores de la Universidad Northwestern Feinberg School of Medicine, en Estados Unidos.

El ritmo de la respiración afecta a la memoria y a las emociones
El ritmo de la respiración afecta a la memoria y a las emociones | Agencias

El estudio, publicado en el 'Journal of Neuroscience', demuestra que el ritmo de la respiración influye y afecta a nuestra memoria y que los efectos son diferentes cuando se inhala o exhala, puesto que, en el trabajo, cuando los participantes inhalaban recordaron mejor un objeto que se les presentaba e identificaron más rápido una cara temerosa.  

"Hay una diferencia dramática en la actividad cerebral en la amígdala y el hipocampo durante la inhalación y la exhalación. Cuando se inspira se estimulan las neuronas de la corteza olfativa, la amígdala y el hipocampo a través del sistema límbico", ha comentado la investigadora Christina Zelano.

Estos datos se han obtenido tras analizar a siete pacientes con epilepsia que estaban a punto de ser sometidos a una cirugía cerebral. Una semana antes de la intervención, se les implantó unos electrodos en el cerebro para detectar el origen de las convulsiones, lo que permitió comprobar a los expertos, a través de las señales eléctricas, que la actividad cerebral fluctuaba con la respiración y que, justamente, dicha actividad se producía donde se procesan las emociones, la memoria y los olores.

Este descubrimiento llevó a los científicos a preguntarse si las funciones cognitivas típicamente asociadas con estas áreas cerebrales también podrían verse afectadas por la respiración. Por ello, pidieron a 60 personas que tomaran decisiones rápidas sobre expresiones emocionales reflejadas en unas fotos mientras registraban su respiración, comprobando que cuando inhalaban respondían más rápido ante las caras que mostraban miedo, si bien no para las que reflejaban sorpresa.   

Por otro lado, se pidió a los participantes que recordaran unas imágenes de objetos que se les presentaban en una pantalla de ordenador. En este caso, los científicos comprobaron que los recuerdos eran mejores cuando habían observado la imagen mientras inhalaban.   

"Los resultados implican que la respiración rápida puede conferir una ventaja cuando alguien se encuentra en una situación peligrosa. Si usted está en un estado de pánico, su ritmo de respiración se hace más rápido. Por lo tanto, la respuesta innata de nuestro cuerpo al miedo con una respiración más rápida podría tener un impacto positivo en la función cerebral y dar lugar a tiempos de respuesta más rápidos a los estímulos peligrosos en el medio ambiente", ha explicado Zelano.

Constantes y Vitales | Agencias | Madrid | 09/12/2016

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.