premio International Early Career Award

premio International Early Career Award

Dos científicos españoles, reconocidos por el Howard Hughes Medical Institute

Tomás Marqués-Bonet y Rubén Moreno Bote, dos científicos españoles y los dos vinculados a la Universidad Pompeu Fabra (UPF) de Barcelona han sido premiados por el Howard Hughes Medical Institute con la distinción International Early Career Award, dotado cada uno con 650.000 dólares repartidos en cinco años.

Dos científicos españoles, reconocidos por el Howard Hughes Medical Institute
Tomás Marqués-Bonet, director del Instituto de Biología Evolutiva (IBE) y Rubén Moreno Bote, jefe del Grupo de Neurociencia Teórica y Cognitiva de la Universidad Pompeu Fabra | UPF | UPF

El Howard Hughes Medical Institute (EEUU) ha anunciado los ganadores del premio International Early Career Award, galardón que concede a científicos jóvenes en el campo de la biomedicina, y que ha otorgado a 41 candidatos seleccionados de entre más de 1.400 nominaciones de todo el mundo donde un comité de expertos evaluó tanto el imapcto de los trabajos anteriores como las perspectivas de futuro de los investigadores. 

Los investigadores españoles Marquès Bonet y Moreno Bote han sido galardonados y son los únicos investigadores que pertenecen a una universidad española.

Tomás Marqués-Bonet (Barcelona, 1975) es el director del Instituto de Biología Evolutiva (IBE) -centro mixto entre la UPF y el CSIC- y profesor de investigación en la UPF, y Rubén Moreno Bote (Madrid, 1976) es el jefe del Grupo de Neurociencia Teórica y Cognitiva de la Universidad Pompeu Fabra.

Marqués-Bonet ha expresado su satisfacción por el premio y ha reconocido que "este tipo de premios te permiten realizar proyectos más arriesgados que con el tiempo pueden posibilitar la expansión de los límites del conocimiento, ya que son mucho más flexibles que convocatorias convencionales".

Su objetivo primordial, durante los próximos cinco años, es desarrollar un catálogo de las variaciones genómicas entre los grandes simios para poder aplicarlo a la conservación y entender el origen evolutivo de los humanos. 

Por su parte, Moreno Bote se adentrará en el estudio de los factores que limitan la información sensorial al cerebro.  Para el investigador "entender qué factores limitan la información al cerebro y conocer los agentes externos que reducen el procesamiento de esta información podría tener un impacto muy positivo en educación y también nos permitirían entender la diferencia entre la inteligencia artificial y la humana", ha explicado.

Constantes y Vitales | EFE | Madrid | 11/05/2017

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.