SEGÚN UN ESTUDIO

SEGÚN UN ESTUDIO

Las intoxicaciones alimentarias pueden desencadenar en enfermedad inflamatoria grave

¿Estas navidades algún alimento te ha sentado mal? Un reciente hallazgo científico, publicado en la revista 'Science', desvela cómo una serie de infecciones bacterianas leves puede acumularse con la edad y provocar una enfermedad inflamatoria severa.

Dolor de estómago
Dolor de estómago | Agencias

Las infecciones bacterianas pequeñas que, incluso, pueden pasar desapercibidas y ser eliminadas por el mismo cuerpo fácilmente sin tratamiento, como ocurre cuando sufrimos una intoxicación alimentaria leve, podrían suponer el inicio de una cadena de eventos que conduce a la inflamación crónica y a la colitis potencialmente mortal. Los nuevos hallazgos ayudan también a identificar los orígenes de la enfermedad inflamatoria intestinal (EII).

Estas conclusiones son resultado de ocho años de investigación, llevada a cabo por investigadores de Estados Unidos y Alemania. Los científicos comenzaron el estudio con una hipótesis radicalmente diferente.

En primer lugar, su hipótesis desvela que la composición genética de un individuo juega un papel limitado en la aparición de enfermedades inflamatorias comunes, como la colitis y la EII, lo que supone la implicación de factores ambientales desconocidos en los orígenes de la enfermedad.

En segundo lugar, tras observar los trabajos de otros laboratorios, los investigadores plantearon la hipótesis de que las infecciones bacterianas recurrentes de bajo grado pueden se un detonador del inicio de la inflamación crónica.

Los científicos utilizaron ratones para desarrollar un modelo de intoxicación alimentaria leve en humanos, mediante la administración de una dosis muy baja de 'Salmonella', lo que supuso una simple incomodidad intestinal y no tuvo síntomas significativos ni mortales, de hecho, todas las bacterias fueron eliminadas con éxito.

Sin embargo, los investigadores observaron la aparición de una enfermedad inflamatoria progresiva e irreversible causada por las infecciones. Para la cuarta infección, la inflamación había aumentado constantemente y existía colitis en todos los casos.

Así, los autores del estudio descubrieron un origen ambiental y patogénico de la inflamación intestinal crónica y que el mecanismo de esta enfermedad estaba relacionado con una deficiencia adquirida de fosfatasa alcalina intestinal (IAP), una encima producida por el duodeno del intestino delgado que se ve alterada por la infección por 'Salmonella'.

Agencias | Madrid | 27/12/2017

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.