EN EL HOSPITAL 'LA FE' DE VALENCIA

EN EL HOSPITAL 'LA FE' DE VALENCIA

Nacen 32 niños sin enfermedades genéticas gracias al diagnóstico preimplantacional

El Hospital 'La Fe' de Valencia ha sido el lugar de nacimiento de 31 niños sin enfermedades, gracias a la aplicación de técnicas de Diagnóstico Genético Preimplantacional (DGP), que permiten traer al mundo a niños sanos que de otro modo nacerían con una patología genética grave.

Nacen 32 niños sin enfermedades genéticas gracias al diagnóstico preimplantacional
Hospital La Fe de Valencia | Agencias

Los servicios de Ginecología y Reproducción Humana Asistida son los responsables de la aplicación de esta técnica, en colaboración con la Unidad de Genética y los servicios de Obstetricia y Pediatría del Hospital La Fe.

Una gran noticia ya que desde se inició el programa, a finales de 2008, se han llevado a cabo 146 ciclos con transferencia de embriones y 46 embrarazos, de los que se han registrado, hasta el momento, 32 nacimientos.

En 2014, el Servicio de Reproducción de La Fe realizó 37 transferencias de embriones dentro del programa de Diagnóstico Genético Preimplantacional  y se han conseguido 12 embarazos, un 32, 4% en los de los casos.

En estos momentos, se realizan técnicas de Diagnóstico Genético Preimplantacional para 19 enfermedades genéticas, entre las que destacan la fibrosis quística, la distrofia miotónica de Steinert, la enfermedad de Huntington, la enfermedad de Charcot-Marie-Tooth tipo 1A, la atrofia muscular espinal y el síndrome de Marfan, entre otras.

Con este gran avance se permite implantar en el útero materno embriones sanos o cromosómicamente normales en parejas portadoras de alteraciones genéticas graves, cuyos hijos pueden tener riesgo de heredarlas. Se trata de diagnosticar de forma precoz alteraciones cromosómicas y enfermedades hereditarias graves.

Para ello, la pareja pasa por una consulta de consejo genético y reproductivo donde se valora la técnica más apropiada para cada enfermedad. Posteriormente, se realiza un estudio personalizado de reproducción y de la alteración genética en cuestión cuyo resultado no debe contraindicar una técnica de Reproducción Asistida.

Una vez se dispone de estos resultados, la pareja pasa a someterse a tratamientos de fecundación in vitro y se lleva a cabo una biopsia de las células embrionarias (blastómeros), que sirve para determinar si hay embriones sanos que se puedan transferir al útero materno.  

Desde La Fe apuntan que, en muchos casos, para poder utilizar esta técnica se debe contar con la autorización de la Comisión Nacional de Reproducción Humana Asistida (CNRHA) del Ministerio de Sanidad.

Agencias | Madrid | 18/05/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.