PROFESIÓN CARGADA DE ESTEREOTIPOS MASCULINOS

PROFESIÓN CARGADA DE ESTEREOTIPOS MASCULINOS

¿Por qué las mujeres no quieren ser investigadoras?

En un ámbito tradicionalmente reservado a hombres, pocas mujeres inventoras o investigadoras han alcanzado el reconocimiento internacional. Ahora, la británica Eileen Ingham lucha para que otras se sumen a una profesión "abierta a ambos sexos", pero cargada de estereotipos masculinos.

-Mujeres científicas españolas darán nombre a nueve rotondas del municipio madrileño de Getafe

-Siete mujeres de 'ciencias y letras'

- Cuatro científicas españolas reivindican el papel de la mujer en la ciencia

Una mujer en un laboratorio
Una mujer en un laboratorio | Agencias

"Las mujeres perciben la ciencia como un terreno de hombres y no consideran que haya hueco para ellas", ha afirmado Eileen Ingham autora del exitoso proceso de descelularización para implantar tejidos en humanos y animales. Ingham, nominada junto a su compañero de equipo y marido, Jonh Fisher, al premio Inventror Europeo 2018 en la categoría de investigación, cuenta cómo en su universidad las científicas se han lanzado a las escuelas para contar a las niñas "lo apasionante que es este trabajo".

Entre los quince finalistas de este año a alguno de los seis premios que entrega la Oficina Europea de Patentes, seis son mujeres o grupos con una representante femenina.

La dirección de esta organización, independiente de la Unión Europea y con financiación propia, se felicita por una presencia femenina mayor que en anteriores ediciones, aunque el porcentaje sigue sin alcanzar el 50 %.

Los expertos dicen que si no premian a más mujeres es porque las escuelas técnicas y científicas reciben a más hombres.

El asunto es percibido a todos los niveles de la invención, también en las empresas, donde pioneras en el sector como el fabricante francés de neumáticos Michelin ha creado grupos de reflexión sobre diversidad de género.

Según el informe de 2017 de la Unesco sobre "Mujeres en la Ciencia", la media de científicas es de 28 % pero pese a su creciente entrada en la universidad, "son relativamente pocas las que escogen una carrera científica" por obstáculos asociados a estereotipos y prejuicios al elegir campo de estudio. El porcentaje se reduce aún más en carreras tecnológicas o de ingeniería -frente a la biología o la investigación médica- donde están infrarrepresentadas, y también en la comparación entre el sector privado, mayoritariamente masculino, y el público, donde se concentra la presencia femenina.

Agencias | Madrid | 20/06/2018

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.