La dieta de ayuno intermitente o alimentación restringida en el tiempo (ART) consiste en limitar la comida a unas horas determinadas a lo largo del día. Así, este hábito ha ganado mucho protagonismo entre aquellas personas que pretenden perder peso.

Un estudio del Salk Institute, en Estados Unidos, ha descubierto que esta dieta, si bien resulta beneficiosa para la salud y favorece a la pérdida de peso, está sujeta al sexo y la edad de cada individuo.

Los resultados del estudio, publicados en la revista Cell Reports, afirman que, a pesar de que los beneficios se ven condicionados por la edad y el sexo, la dieta resulta positiva para la salud de adultos y jóvenes de ambos sexos.

Además, también se han apreciado beneficios en pacientes con diabetes de tipo 2, la enfermedad del hígado graso, el cáncer de hígado u otras enfermedades infecciosas en seres humanos, tales como la actual Covid-19.

La intolerancia a la glucosa constituye el inicio hacia el desarrollo del hígado graso o el cáncer de hígado. Así, los científicos alimentaron a ratones machos y hembras con una dieta alta en grasas y azúcares, pero restringieron su alimentación durante nueve horas al día.

Con ello, llevaron a cabo pruebas que les permitieran conocer en qué circunstancias el sexo y la edad condicionaban los beneficios de la ART; los casos principales fueron la enfermedad del hígado graso, la reducción de la glucosa, la masa muscular, el rendimiento y resistencia y la supervivencia a la sepsis.

Analizaron los tejidos de los ratones con ART para conocer su composición química y sus procesos, y hallaron que, con independencia de la edad y el sexo, la dieta ejercía una fuerte labor de protección contra el hígado graso.

Por su parte, las pruebas realizadas sobre la tolerancia a la glucosa con 16 horas de ayuno mostraron un menor incremento de la glucosa en sangre, así como un rápido retorno a los niveles normales de azúcar en sangre en los ratones machos jóvenes y de mediana edad y una mayor tolerancia a la glucosa en las hembras jóvenes y de mediana edad.

Además, tanto en machos como hembras de mediana edad, la dieta ART pudo restablecer los niveles de azúcar en sangre con gran eficacia, por lo que este hábito puede suponer una manera de prevenir o tratar la diabetes.

Finalmente, la ART también protege a hombres y mujeres de la muerte a causa de la sepsis. Además, esta dieta permitió que los ratones conservaran e incrementaran su masa muscular, así como su rendimiento, lo que puede resultar especialmente positivo para los ancianos.