Pese a que tomar café de forma moderada puede tener todo tipo de beneficios, abusar del consumo de esta bebida supone todo lo contrario. De esta forma, los expertos recomiendan no seguir un consumo excesivo, sobre todo, entre personas que padecen algún tipo de enfermedad relacionada con el sistema cardiovascular.

A través de una muestra de más de 300.000 personas residentes en Reino Unido se ha demostrado que, aunque se trata de una bebida segura, un consumo habitual y elevado de café puede provocarnos todo tipo de problemas de salud, y agravar distintas patologías.

Así, beber mucho café de forma continuada supone un mayor riesgo de desarrollar osteoartritis, que aparece cuando se desgasta el cartílago y afecta a los huesos; artropatía, una enfermedad articular que puede evolucionar a artritis; y, en mayor medida, enfermedades metabólicas como obesidad o sobrepeso.

Además, el consumo excesivo de esta bebida con cafeína, junto con estilos de vida menos saludables y sedentarios, o una alimentación poco variada, aumentan también el riesgo de desarrollar distintas patologías y problemas de salud.