El 44% de los ciudadanos españoles ha experimentado un crecimiento en su peso medio durante el periodo del confinamiento, según un estudio realizado por la Sociedad Española de Obesidad (SEEDO) en base a un millar de encuestas.

El informe revela que el 73% de las personas que han aumentado su peso, lo han hecho entre uno y tres kilos, mientras que aquellas que ya tenían sobrepeso u obesidad son los que más han ganado.

Un 18% de la población reconoce que su forma de comer ha sido picotear continuamente, una tasa que aumenta al 44% en el caso de los jóvenes y al 70% de las personas sin ingresos; y el 56% admite que comió más de tres veces al día.

Además, se reconoce mayoritariamente un especial crecimiento en el consumo de bebidas alcohólicas (45%) y de productos de bollería (46,7%).

No obstante, el descenso de la actividad física también ha influido mucho, pues el 56% asegura no haber hecho ejercicio durante el confinamiento y que pasó más de cinco horas sentado al día, frente al 18% que dijo que había realizado más.

En base a estos datos, la SEEDO ha alertado de que el sobrepeso supone un riesgo adicional para el Covid-19, y que un peso sano favorece el control de las infecciones, reduce el estado inflamatorio interno, mejora el metabolismo de la glucosa y baja la presión arterial.