A través de una nueva encuesta desarrollada por el Instituto Médico Europeo de la Obesidad (IMEO) se ha constatado que casi el 54% de la población realiza algún tipo de entrenamiento en casa, al menos tres veces por semana. Este estudio, que destaca los hábitos saludables que se están llevando a cabo desde que comenzase el confinamiento, apunta también que casi un 35% no sigue ningún tipo de rutina deportiva.

Por otra parte, casi un 50% de los encuestados afirma que durante estas semanas de cuarentena está comiendo más, generalmente por ansiedad o aburrimiento. En este punto, el informe del IMEO apunta que la mayoría de los aperitivos que se toman suelen ser productos salados menos saludables.

Otro de los hábitos que repasa este estudio se centra en las actividades de ocio. En este caso, el uso de las redes sociales, así como el tiempo ante las pantallas ha aumentado de manera considerable. Así, la encuesta destaca que al menos un 64,3% de la población dedica su tiempo libre a este tipo de actividades. Por otra parte, un 22% opta por actividades compartidas, como juegos en familia, mientras que casi un 14% prefiere dedicarse a la lectura en su tiempo libre.

Por último, la encuesta hace referencia a la calidad de sueño. De esta forma, mientras que casi un 30% reconoce dormir peor y menos tiempo, un 27,6% de los encuestados ha cambiado su horario de sueño, de manera que se acuesta y levanta más tarde que de costumbre.

A través de estas conclusiones, desde el Instituto Médico Europeo de la Obesidad destacan el incremento de actividades menos saludables que pueden derivar en un estilo de vida sedentario, y que en algunos casos puede derivar en consecuencias graves para nuestra salud.