El documento alerta sobre los "graves riesgos para la salud" asociados al aumento de los niveles de obesidad. En concreto, señala que la obesidad ya se encuentra entre los principales determinantes de la muerte y la discapacidad en Europa y es la causa de 13 tipos diferentes de cáncer.

En concreto, el informe detalla que "es probable que la obesidad sea la responsable directa de al menos 200.000 nuevos casos de cáncer cada año en toda Europa, cifra que aumentará más en los próximos años". "El sobrepeso y la obesidad son también el principal factor de riesgo de discapacidad".

En Europa y Asia Central ningún país va a cumplir el objetivo de la OMS en materia de enfermedades no transmisibles de detener el aumento de la obesidad.

El informe pone el foco en que la obesidad podría superar al tabaquismo como principal riesgo de cáncer prevenible si se sigue incrementando su prevalencia.

En la actualidad, el sobrepeso y la obesidad ocupan el cuarto lugar como factor de riesgo de muerte, después de la hipertensión, los hábitos alimentarios y el tabaco.

La prevalencia de la obesidad en adultos en Europa es mayor que en cualquier región de la OMS, excepto la Región de las Américas.

Los datos más recientes señalan que el sobrepeso y la obesidad son responsables de más de 1,3 millones de muertes al año en el mundo. En Europa, el sobrepeso y la obesidad han alcanzado proporciones epidémicas.

El informe también apuesta por mejorar la dieta y la actividad física a lo largo de la vida, incluyendo la atención previa a la concepción y el embarazo y la promoción de la lactancia materna, las intervenciones en las escualas para crear un mejor acceso a los alimentos saludables y la actividad física.