Este domingo, 14 de noviembre, se conmemora el Día Mundial de la Diabetes. Por ello, la Federación Internacional de Diabetes (FID) ha publicado nuevas cifras que evidencian que 537 millones de adultos padecen esta enfermedad en todo el mundo, con un incremento del 16% respecto al año 2019.

De este modo, España constituye el segundo país de Europa con mayor prevalencia de diabetes, donde uno de cada siete adultos sufre esta enfermedad, cifra que ha aumentado un 42% en dos años, tal y como afirma la décima edición del Atlas de la Diabetes de la FID.

Esta décima edición, que verá la luz el próximo 6 de diciembre, asegura que en España hay 5,1 millones de adultos que la padecen. Del mismo modo, el gasto sanitario relacionado con la diabetes ha alcanzado los 13.430 millones de euros, situándose entre los diez primeros países en cuanto al gasto sanitario relacionado con la enfermedad.

Además, cerca del 30% de las personas que viven con diabetes en España no están diagnosticadas. Cuando la diabetes no se detecta o no se trata de forma adecuada, puede provocar graves complicaciones como un infarto de miocardio, un accidente cerebrovascular, una insuficiencia renal, una ceguera o la amputación de miembros inferiores.

Por todo ello, es necesario proporcionar un acceso asequible y continuado al seguimiento médico de la diabetes a todas las personas que lo necesitan en España y en el mundo.