CONSEJO

CONSEJO

Comer acompañado, clave para una alimentación sana

Quizá nuestra alimentación no sea tan saludable como nos gustaría. Este es un problema cada vez más extendido en nuestra sociedad y que, sin embargo, tiene una solución muy sencilla: no comer solos.

Distintos estudios señalan que comer acompañado ayuda a mejorar nuestros hábitos alimenticios, porque cuando estamos con otras personas no consumimos tanta cantidad de comida y procuramos que esta sea más sana que cuando comemos solos.

Una de las principales razones que apoyan esta teoría es que al estar con más personas, buscamos algún tipo de recompensa psicológica, en base a nuestro comportamiento. Pero también se basa en las normas sociales que hemos aprendido desde pequeños. Porque a medida que vamos creciendo, vamos cambiando nuestro comportamiento en base a lo que vemos que hacen otros.

Por todos estos motivos, al final, si hemos quedado para comer con nuestros amigos, si tenemos invitados para cenar, o si tenemos cena de empresa, nuestro comportamiento nos llevará a preparar o escoger platos mucho más sanos.

Además, comer en familia es fundamental para inculcar a los más pequeños, hábitos de alimentación saludable. Si los mayores comemos sano y llevamos una dieta variada, los menores también lo harán prácticamente sin esfuerzo. ¿Te animas a probarlo?

Objetivo Bienestar | Madrid | 06/03/2019

Los mas vistos

Categorías

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.