Come acompañado

Come acompañado

Las ventajas de comer acompañado

Si compartimos mesa, prestaremos más atención a los alimentos casi de forma espontánea. Cuando se come acompañado se dedica más tiempo a ello, las porciones son más equilibradas y se mastica más cada bocado, además se evita el consumo de alimentos procesados.

Además, comer en familia impica la existencia de una conversación durante las comidas que refuerza la autoestima de los niños, además, los pequeños adquirirán los hábitos alimenticios que vean en sus padres, por lo que es una gran oportunidad para dar buen ejemplo en este ámbito y evitar la obesidad infantil.

Objetivo Bienestar | Madrid | 21/01/2019

Los mas vistos

Categorías

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.