El pan es un alimento muy común en nuestra dieta. Los nutricionistas recomiendan comerlo a diario con moderación. Es un producto saciante que puede mejorar el sabor de determinados platos, sin embargo es importante elegir un buen pan.

¿Eres de los que no puede vivir sin pan? Estas son las dudas que te pueden surgir.

¿Lo que engorda del pan es la miga?

Esto, según aseguran los expertos nutricionistas, es un bulo. La miga y la corteza tienen los mismos ingredientes. Lo que sucede es que la corteza se cocina más y por eso tiene un color y una textura diferentes a los de la miga. Las calorías son exactas.

Barra de pan | Pexels

¿El mejor pan es el integral?

Un pan blanco y uno integral tienen calorías similares. Un pan de calidad es aquel que aporta el mayor número de nutrientes posible y el integral en esto juega con ventaja.

Cuando se recomienda la ingesta de cereales 100% integrales significa que llevan todas las partes del cereal. Además el integral es más saciante y contiene más fibra y vitaminas que el pan blanco.

Pan integral | Pixabay

¿Por qué nos venden un pan como integral cuando no lo es?

Hasta 2019, integral era cualquier cosa con salvado, por ejemplo un pan hecho con harina blanca y un puñado de cáscara era integral. Pero desde ese año, por ley, se establecen dos cosas: que la harina integral lleve las tres partes del cereal (endospermo, gérmen y salvado) y que se indique la cantidad de harina integral usada.

Esto significa que si compras un pan 100% integral, toda la harina empleada para su elaboración debe ser integral.

Barra de pan | Pexels

Cuánto pan hay que comer al día

Esta podría ser la pregunta del millón. La cantidad de pan ingerida dependerá de nuestra necesidad energética, es decir, de la actividad diaria que realicemos y también de nuestras necesidades calóricas.

Lo recomendado son dos o tres dedos de pan en la comida y la misma cantidad en la cena.

|

¿Qué es la masa madre?

La mase madre es un concepto que el confinamiento ha puesto de moda. Pero no es más que una forma de pan que se ha hecho desde hace mucho tiempo, con la que se fermenta la harina integral con agua y se deja a temperatura ambiente un mínimo de tres días, hasta que se obtiene una masa que ha aumentado de volumen.

Masa de pan | Pixabay