1. Té blanco

Té blanco | Pixabay

Contiene altos niveles de polifenoles, unos antioxidantes que fortalecen los músculos.

2. Los huevos

Huevos | Pixabay

Es una gran fuente de proteínas sanas, aunque no es recomendable consumirlo en exceso.

3. La avena

Avena | Pixabay

Este cereal aporta energía y aumenta el tono muscular de forma eficaz.

4. Espinacas

Espinacas | Pixabay

Es fuente de iones de calcio y de nitratos, dos compuestos que mejoran la solidez y la contracción de los músculos.

4. Plátanos

Plátanos | Pixabay

Aportan energía y poseen magnesio, fibra y ácido fólico.

6. Frutos secos

Pistachos | Pixabay

Al ser fuente de calcio, ayudan a prevenir el riesgo de sufrir roturas.

7. Carne roja

Carne roja | Pixabay

Aunque se debe limitar su consumo máximo a tres veces por semana, es un alimento rico en proteínas, vitamina B12, hierro y zinc.