Coincidiendo con el Día Mundial de la Infancia, y con el objetivo de generar un impacto positivo en la sociedad y de convertir la fruta en un aspecto divertido en la vida de miles de niños y niñas, el jugador de baloncesto y la Gasol Foundation lanzan el reto #fruitimpact. La entidad fundada por los hermanos Pau y Marc Gasol para reducir y acabar con la obesidad infantil se ha propuesto, con este reto o challenge, alcanzar a familias de toda Europa a través de las redes sociales.

La iniciativa pretende generar un gran impacto social en toda Europa, y ha tenido una gran acogida.

Encestando por la salud

Según el estudio PASOS, realizado por la Gasol Foundation en el año 2019, en España, un 49,5 % de los menores de entre 8 y 16 años no consume dos o más piezas de fruta al día. Esto dificulta cumplir con la recomendación de cinco piezas de fruta y verdura al día, uno de los aspectos fundamentales para conseguir una dieta variada y equilibrada.

El reto consiste en lanzar e intentar encestar en una bolsa de tela tres clementinas desde una distancia similar a la del tiro libre, y subir el vídeo a las redes sociales.

‘‘Con #fruitimpact queremos que disfrutar de la fruta no solo sea una opción saludable, sino también divertida’’, ha comentado Pau Gasol, presidente de Gasol Foundation. ‘‘Este reto es una gran oportunidad para introducir la fruta en los hábitos de los más pequeños. Se suele decir, con mucha razón, que con la comida no se juega pero en este caso el juego tiene un sentido’’.

Con tal de minimizar el desperdicio alimentario, entre las instrucciones del reto se indica que, en caso de no encestar alguno de los lanzamientos, se aproveche la fruta para comer directamente o hacer una macedonia y así aprovechar todas las piezas de fruta.

El reto #fruitimpact tiene también un alcance solidario, ya que un porcentaje de los beneficios obtenidos por la venta de clementinas se destinará a los programas de promoción de hábitos de vida saludable en los que trabaja la Gasol Foundation. Estos programas se centran en familias en situación de vulnerabilidad, ya que la obesidad infantil tiene una mayor prevalencia en menores viviendo en entornos de vulnerabilidad socioeconómica.

La crisis económica derivada de la Covid-19 ha llevado a muchas familias a experimentar estas situaciones de vulnerabilidad, y los diversos confinamientos han afectado y continúan afectando directamente a los hábitos saludables de los más pequeños. Frente a esta situación, la Gasol Foundation ha redoblado sus esfuerzos para llegar al máximo de niños, niñas, padres y madres posible, realizando nuevas ediciones de sus programas de promoción de hábitos de vida saludable y proponiendo iniciativas saludables adaptadas al contexto sanitario actual, como #CuarentenaSaludable, #SonrisasSaludables o este reto #fruitimpact