TANTO FÍSICA COMO MENTALMENTE

TANTO FÍSICA COMO MENTALMENTE

Cambiar de aires en verano es muy beneficioso para los niños pequeños

El cambio de rutina, descubrir nuevas actividades, vivir nuevas experiencias... todas estas cosas ayudan al aprendizaje y desarrollo de los niños. Además, estar de vacaciones, salir de la rutina y aprovechar el tiempo libre contribuye no sólo a mejorar su bienestar emocional, también a mantener un estado físico saludable.

Un niño rubio mira un estanque
Un niño rubio mira un estanque | Agencias

El verano, especialmente en el periodo de vacaciones, es la época del año en la que se realizan más viajes. Además, muchas familias aprovechan para escaparse de la residencia habitual para trasladarse a un destino vcacional para disfrutar de los días libres.

Precisamente ese cambio de aires es muy beneficioso para los niños. Reencontrarse con viejos amigos, visitar a los abuelos en el pueblo, ir a un campamento de verano... Todas estas actividades despejan la mente de los pequeños, que sin quererlo se vuelven más observadores, entusiastas y aventureros. No es necesario escoger un destino muy lejano para tu hijo aproveche el tiempo de vacaciones, algo que le ayudará además a mantener un estado físico saludable.

Podemos aprovechar esta época para implicar al niño en las decisiones familiares. Tener en cuenta la opinión del niño le hará sentir parte del grupo y esto fortalecerá su confianza en sí mismo. Preguntarle en qué sitio de la piscina nos podemos ubicar es un ejemplo de lo fácil que es incluir al niño en las decisiones, algo que nos agradecerán a largo plazo.

Objetivo Bienestar Junior | Agencias | Madrid | 24/08/2016

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.