SEGÚN LOS EXPERTOS

SEGÚN LOS EXPERTOS

Cinco claves contra la halitosis en los niños

Contar con una buena salud bucodental es clave para evitar enfermedades como la halitosis o mal aliento, un problema que no solo afecta a los mayores, sino también a los más pequeños.

Consejos para una higiene bucal adecuada en niños
Consejos para una higiene bucal adecuada en niños | Agencias

Existen ciertas enfermedades que desencadenan en mal aliento, entre ellas están: la lengua saburral (23%), gingivitis (18%), las patologías otorrinolaringológicas (35%), los problemas gastroenterológicos e intolerancias alimentarias (26%) y otros (8%). Estas se hallan también en niños y adolescentes, no solo en personas mayores.

En 2017 se han tratado a 9.000 pacientes en más de 90 países, de estos, el 22,1 % tenían menos de 15 años, según datos del Instituto del Aliento. Por ello, el director, Jonar Nunes, ha elaborado una serie de consejos para actuar frente a la aparición de halitosis en menores:

  • Higiene adecuada y visitas periódicas al dentista. Hasta el primer año basta con limpiar los dientes con una pequeña gasa humedecida. Después, se introduce el cepillo, de cabezal pequeño y suave. Es en este momento cuando los padres deben ayudar al menor a limpiarse adecuadamente después de cada comida. A partir de los ocho años los expertos recomiendan usar hilo dental.
  • Limpieza regular de la lengua y uso de enjuagues. Esta una causa muy frecuente de mal aliento y se elimina a través del uso de instrumentos específicos, los limpiadores de lengua, para el efecto que minimizan la sensación de arcadas en comparación con el uso de un cepillo de dientes. Los niños deben hacerlo dos veces al día. En algunos casos está indicado el uso de enjuague bucal. Sin embargo, este debe ser específico para niños porque debe ser sin alcohol y evitar ciertos antimicrobianos como la clorhexidina.
  • Hacer cuatro comidas al día. Los ayunos prolongados tienden a provocar mal aliento, porque cuanto más prolongado es el ayuno, más intensa la halitosis. También no masticar adecuadamente durante un periodo largo de tiempo contribuye a esta aparición de mal aliento.
  • Boca y nariz limpias. El Doctor Nunes ha advertido que los fenómenos relacionados con la obstrucción nasal y la respiración bucal son causas frecuentes. El lavado nasal regular con suero fisiológico puede ayudar en los casos de obstrucción nasal.
  • Lleva a tu hijo a un centro especializado en halitosis. Si a pesar de haber realizado correctamente los puntos anteriores persiste el problema, es necesario la asistencia de un experto dotado de tecnología de diagnóstico para determinar el origen de la causa, porque existen más de 80 fisiopatologías desencadenantes de mal aliento.

Además, el doctor Nunes recomienda no realizar, bajo ningún concepto, un tratamiento sin tener total seguridad de cuál es la causa.

Agencias | Madrid | 10/08/2017

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.