¡DESCÚBRELAS!

¡DESCÚBRELAS!

Cinco ideas para una merienda sana y deliciosa

La merienda es fundamental en el menú diario de cualquier niño. Además, es la excusa perfecta para introducir una gran variedad de frutas en la dieta habitual. Así, los más pequeños de la casa crecerán sanos y fuertes.

Brochetas de frutas para niños
Minibrochetas de fruta, ideales para los niños | Agencias

Todos sabemos que mantener una alimentación equilibrada obliga a conocer bien los productos que consumimos. Aprender a distribuirlos es fácil si seguimos las recomendaciones de los especialistas en nutrición, que recomiendan hacer cinco comidas al día: tres principales (desayuno, comida y cena) y dos intermedias entre ellas: un pequeño almuerzo a media mañana y la merienda de la tarde.

En este sentido, la merienda y la comida son ingestas que se necesitan cuando pasan más de 4-5 horas entre el desayuno y la comida o entre ésta y la cena. También son necesarias cuando hacemos deporte o realizamos algunz actividad física importante.

Sin embargo, en estas tomas intermedias es cuando solemos saltarnos la teoría y se comen alimentos menos recomendables, como los aperitivos fritos, la bollería, las golosinas o los refrescos. Los más pequeños de la casa son los que sin duda aprovechan más el recreo para comer algún tentempié, por eso no podemos dejar de controlar lo que comen los niños fuera de casa.

Por todo ello, toma nota de todos estos consejos para que los niños realicen una merienda muy rica y saludable. ¡Toma nota!

1. La fruta, fresca y de temporada. Además, si la cortamos en pedacitos, resultará mucho más apetecible para los niños. Podéis combinarlos con algún fruto seco sin sal, como almendras, nueces o avellanas.

2. Divertidos snacks caseros. Podemos preparar muy fácilmente unas "minibrochetas" saludables, insertando en un palillo un taquito de queso y una uva. Una receta rápida y divertida, en la que podemos involucrar a los más pequeños de la casa. Otra opción es combinar tomates cherrys y queso.

3. Yogur con frutas. La misma fruta fresca y troceada de la que hemos hablado antes se puede mezclar con un yogur natural o de sabores. ¡Delicioso!

4. Batido de frutas frescas. Para preparar un sencillo batido de fresas, por ejemplo, solo necesitamos triturar 5 o 6 fresas grandes junto con medio vaso de leche.

5. Algo salado. Una buena opción es un bocadillo de pan integral con queso, atún, salmón, sardinillas o una loncha de embutido. Saludable y ligero. 

Objetivo Bienestsar Junior | Madrid | 23/02/2016

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.