¡TOMA NOTA!

¡TOMA NOTA!

Consejos para practicar deportes de invierno de forma segura

Con la llegada del invierno aparecen las grandes nevadas. Esto permite que se abran las pistas de nieve en las que podemos disfrutar en familia de deportes muy divertidos y saludables como el esquí o el snowboard. Pero hay que tener cuidado y proteger a los más peques para evitar problemas mayores como caídas que pueden degenerar en lesiones. Por ello, desde Objetivo Bienestar Junior, os contamos algunas claves para practicar estos deportes de forma adecuada y sin que los niños sufran ningún riesgo. ¡Toma nota!

Consejos para practicar deportes de invierno de forma segura
Consejos para practicar deportes de invierno de forma segura | Agencias

Con la llegada del invierno se abren la mayoría de las pistas de nieve de nuestro país. En ellas, los niños pueden disfrutar de un día en familia, tirándose en trineo o cartones, lanzando bolas de nieve o dando paseos.

Pero también, pueden practicar muchos deportes de invierno como el esquí o el snowboard, que mejoran las condiciones físicas de los pequeños, su capacidad cardiopulmonar y aumenta la producción de glóbulos rojos.

Además, son deportes que se practican en plena naturaleza, al aire libre, por lo que se respira aire más limpio que en las ciudades.

Sin embargo, estos deportes traen consigo algunos riesgos, si no se practican de la forma adecuada. Por ello, es necesario tener en cuenta algunos consejos:

1. Comenzar a practicarlos a partir de los 4 años. A partir de esta edad ya pueden empezar a convertirse en unos pequeños expertos de estos deportes. De esta forma, irán adquiriendo técnica y lo podrán practicar durante mucho tiempo.

2. Realizar entrenamiento físico previo. Este tiene que ser tanto aeróbico, para calentar los músculos y evitar lesiones, como cardiorrespiratorio, para afrontar el esfuerzo físico. Eso sí, no sobrecargar de esfuerzo a los peques y hacer todo poco a poco.

3. Consultar al pediatra. Antes de practicar alguno de estos deportes, es conveniente consultar al pediatra y hacer un chequeo médico previo. De esta forma, cada niño sabrá que esfuerzo puede realizar según sus condiciones físicas.

4. Evitar las zonas donde la presión de oxigeno es mucho menor. En la montaña, en general, le presión del oxígeno es menor. Por ello, es preferible que los peques eviten aquellas zonas más elevadas donde disminuye en exceso. Hay que empezar desde las pistas más sencillas e ir progresando a medida que van creciendo.

5. Llevar la protección adecuada. Rodilleras, casco, guantes, gafas de sol protectoras y ropa bien abrigadita. Todo lo necesario para que no cojan frío y eviten lesiones. ¡Que tus hijos vayan preparados!

Objetivo Bienestar Junior | Agencias | Madrid | 09/01/2017

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.