¡TOMA NOTA!

¡TOMA NOTA!

Los errores que no se deben cometer a la hora de la comida

La hora de la comida es una de las más importantes pero, en ocasiones, se cometen errores cuando padres e hijos se sientan a comer. Además, se presentan algunas dudas como si es bueno comer viendo la televisión o si es adecuado recurrir a los juegos.

Comiendo
Cambiar los hábitos alimenticios de los niños es posible. | AGENCIAS

Los padres son los encargados de enseñar a los hijos cómo deben comportarse en la mesa. Sin embargo, hay veces que los progenitores cometen errores o tienen dudas sobre cómo hacerlo.

Es importante  otorgarle a la comida, la importancia que tiene. La comida proporciona una serie de vitaminas que nos ayudan a mantener una buena salud, y los niños deben comprender la importancia de comer.

La comida es un buen momento para mantener una conversación en familia y pasar un rato relajado y distendido.

La duda de si se debe permitir a los niños que usen los juegos es bastante habitual en los padres. La mayoría de los aprendizajes que hacen los niños son a través de juegos, pero si desde pequeños se les enseña que van a comportarse como los mayores los niños reciben una gran motivación.

Los niños quieren convertirse en mayores y actuar como ellos, por eso, con reforzar esa idea y premiarles con una sonrisa o un aplauso se consigue mucho más.

El teléfono móvil debe quedarse fuera de la mesa, pues los niños van a copiar su modelo de referencia. Si los padres están consultando en todo momento el teléfono móvil se pierde toda autoridad a la hora de pedirle al niño que deje sus juguetes.

El mal comportamiento en la mesa es otro problema bastante común, sobre todo si se juntan dos hermanos o dos niños. En caso de que uno de los pequeños se esté portando mal y molestando al otro, los padres no deben centrar su atención en regañar al que lo está haciendo mal, sino que deben reforzar la buena conducta del que se está portando bien.

Para evitar que esa situación se vuelva a repetir es necesario que los padres le dejen claro a los niños que solo atenderán a aquel que se porte bien. Además, se debe adoptar un lenguaje corporal serio y contundente. Lo importante de estas situaciones es que los niños que lo hacen bien salgan reforzados, porque si no él también empezará a portarse mal para recibir atención.

También es recomendable que la televisión se vea después de comer para que los niños no se distraigan demasiado y su atención se centre, principalmente, en la comida.

Objetivo Bienestar Junior | Madrid | 16/10/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.