COMO LA MIOPÍA O EL OJO VAGO

COMO LA MIOPÍA O EL OJO VAGO

Un 33% de los escolares sufre problemas visuales que pueden desembocar en fracaso escolar

Uno de cada tres escolares sufre disfunciones visuales que pueden provocar problemas en el aprendizaje, lo que conlleva a aumentar el fracaso escolar.

Un 33% de los escolares sufre problemas visuales que conllevan fracaso escolar
Un 33% de los escolares sufre problemas visuales que conllevan fracaso escolar | Agencias

Los expertos recomiendan que a todos los niños se les realice un examen visual completo por parte de profesionales ópticos-optometristas, porque, para ellos, la visión es fundamental en estos momentos.

Durante el proceso de aprendizaje, los niños usan su sistema visual para transportar al cerebro la información que reciben y, de esta manera, interpretarla y analizarla. Así, si se realiza el examen, el especialista detectará algún tipo de problema como por ejemplo la miopía, hipermetropía, astigmatismo o el ojo vago, que es uno de los problemas visuales que más influyen en el retraso escolar, se podrán implantar las medidas necesarias para solucionarlo.

Los expertos afirman que un problema de aprendizaje relacionado con la visión puede deberse a cualquier disfunción visual que repercuta en la lectura, por eso, hay que el ojo vago, pro ejemplo, fusiona las imágenes de ambos ojos para trasformarlo en una imagen única y tridimensional que proporcionará fatiga visual, malestar y afectar a la lectura y al aprendizaje.

Este problema afecta sobre todo a niños menores de 7 años que tienen que seguir un tratamiento específico y controlado. Este tipo de tratamientos resulta más eficaz cuanto más joven es la persona, por eso, detectarlo cuanto antes es importante. Para hacerlo las familias y los profesores deben prestar atención los síntomas del pequeño, como, por ejemplo, si el niño se acerca mucho a los libros o a la televisión, o si se distrae continuamente al leer y tiene una baja comprensión de lo leído.

También hay que valorar si el menor se fatiga cuando está sometido a estímulos visuales, escribe mal, reconoce tener la visión borrosa tanto de lejos como de cerca, entorna los ojos para mirar a lo lejos, tuerce el cuello cuando lee o hace los deberes, presenta hiperactividad, invierte las letras, o tiene un bajo rendimiento escolar.

Agencias | Madrid | 14/09/2017

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.