La higiene o limpieza es el acto de eliminar la suciedad o las impurezas de alguna superficie. En este proceso podemos acabar con una cantidad variable de gérmenes, pero no es su cometido principal. Sin embargo, si queremos eliminar gran parte de los gérmenes (microorganismos que pueden llegar a causar enfermedades si logran penetrar en nuestro cuerpo a través de la piel o las mucosas) tendremos que recurrir a la desinfección, también llamada limpieza de lo que no se ve.

Productos diferentes según el objetivo

Para llevar a cabo la higiene cotidiana o la limpieza normal solo necesitamos agua y jabón, o bien, un producto limpiador de uso común. Sin embargo, si lo que buscamos es desinfectar hay que recurrir a un producto específico, un antiséptico capaz de acabar con gran parte de los microorganismos y que al mismo tiempo resulte seguro para quienes lo manipulan o lo aplican en su piel.

Respecto a lo más conveniente a la hora de limpiar o desinfectar, en la actualidad es inevitable tener presente la pandemia por el virus SARS-CoV-2, un tipo de coronavirus que ha costado la vida a casi dos millones de personas en todo el mundo y ha hecho enfermar a casi 65 millones.

Este patógeno ha obligado a modificar hábitos sociales, familiares, laborales… y a ser más conscientes de gestos tan cotidianos como limpiar la casa, la ropa, las frutas y verduras o lavarnos las manos para evitar contraer el virus o transmitírselo a otras personas.

Así, las autoridades apuntan que la limpieza y la desinfección son procesos complementarios en la situación actual, ya que sin una limpieza correcta la desinfección no puede cumplir su objetivo y no siempre la desinfección repercute en una superficie completamente limpia.

Asimismo, hacen hincapié en la necesidad de extremar las medidas de higiene y desinfección de espacios, superficies, de nuestras propias manos y, en general, de cualquier elemento que pueda albergar un patógeno y transmitirlo a las personas que entren en contacto con él.

Manos desinfectadas | Objetivo Bienestar

Manos limpias, medida fundamental

La higiene de manos es una de las medidas más eficaces para evitar la transmisión del SARS-CoV-2 y ha estado entre las recomendaciones de las autoridades sanitarias desde el primer momento de la pandemia actual.

Este coronavirus tiene una envoltura grasa que puede eliminarse con jabón o con soluciones elaboradas con un gran porcentaje de alcohol. El jabón captura esa capa y la arrastra gracias al agua y el alcohol directamente destruye esta membrana lipídica; además tiene mayor poder germicida que el jabón, dado que el jabón está concebido fundamentalmente para limpiar, mientras que las soluciones hidroalcohólicas están destinadas a eliminar los microorganismos potencialmente perjudiciales para la salud humana.

Para que el lavado de manos con agua sea efectivo, ha de durar entre 40-60 segundos, según las recomendaciones de la OMS, y llevarse a cabo con agua tibia y jabón, asegurándonos de que la cantidad de este último es suficiente como para cubrir toda la superficie de las manos e, incluso, las muñecas.

Asimismo, hay que cerciorarse de que el producto jabonoso llega a todos los rincones de la palma, entre los dedos, el dorso de la mano y debajo de las uñas. Finalmente, hay que enjuagarse correctamente con agua y cerrar el grifo sin tocarlo directamente.

No obstante, no siempre tenemos a mano agua y jabón, en cuyo caso podemos recurrir a un gel hidroalcohólico biocida que nos da, además, un mayor poder de desinfección, algo muy recomendable cuando salimos de casa, ya que fuera de nuestro hogar entramos en contacto con más cantidad de superficies y objetos sobre los que no tenemos control ni certeza de su seguridad.

La técnica para desinfectarse las manos con gel hidroalcohólico es, básicamente, la misma que para lavarse las manos con agua y jabón. Las diferencias estriban, fundamentalmente, en el hecho de que con gel hidroalcohólico podemos reducir el tiempo de aplicación a 20-30 segundos y no necesitamos adoptar la precaución de no tocar el grifo al cerrarlo. Es conveniente, por tanto, llevar siempre encima un envase de este producto para desinfectar las manos de manera frecuente, sobre todo cuando estamos fuera de casa.

Si quieres conocer más sobre las soluciones y geles hidroalcohólicos para la desinfección higiénica y quirúrgica de manos, pincha aquí.