En el comedor del colegio elaboran un menú equilibrado en el que detallan los componentes que comen y el valor calórico. A la madre le parece muy bien “que se informe en todo momento lo que comen nuestros hijos”

El menú de hoy ha consistido en un primer plato de espinacas y de segundo, pescado rebozado con ensalada. De postre, Álvaro ha tenido un lácteo.

En el comedor “hay que comérselo todo”, pero ¿qué sucede cuándo a Álvaro no le gusta el sabor? Él nos lo cuenta.

Puedes ver el programa completo aquí.