[an error occurred while processing this directive]

Ataquines, parada segura

Desde el primer minuto de mis vacaciones procuro quitarme todos los agobios y dedicarme a disfrutar. Mi destino para pasar unos días en verano es la Rúa, año tras año las paradas van cambiando, salvo una con mucha leyenda...

Ataquines
Ataquines | .

Las proporciones de estrés frente al descanso son abusivas. Once meses de trabajo y tan sólo uno de descanso. Desde el minuto uno en el que me dan las vacaciones procuro quitarme todos los agobios y dedicarme a disfrutar.

Es por eso que siempre voy con tranquilidad a mi lugar de veraneo. El destino de mi viaje es La Rúa, un pueblo en la comarca de Valedoras, pero antes de llegar paramos en bastantes sitios para refrescarnos y descansar.

Las paradas, año tras año, van cambiando excepto una. Ataquines es punto de pausa fijo. La leyenda cuenta que había un noble que se detuvo a descansar en este lugar y tenía los cordones de sus botas desatados. Le dijo a su sirvienta, ata aquí Inés, y de ahí el nombre del pueblo.

No se que grado de veracidad tendrá esta historia pero me la contó mi abuela y desde entonces siempre paramos en Ataquines.

 

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.