El análisis abarca 366 estudios en los que participaron más de dos millones de mujeres de 161 países.

La violencia contra las mujeres, que incluye violencia física y sexual por parte de parejas y exparejas es muy frecuente en todo el mundo, según ha señalado uno de los autores del análisis.

El estudio destaca que una de cada siete mujeres experimentó violencia a manos de pareja durante el último año. Además, se encontraron altos niveles de violencia contra las jóvenes, estimando que el 24% de las mujeres entre 15 y 19 años experimentaron violencia de género en algún momento de su vida.

Aunque las cifras por sí son alarmantes, es probable que la verdadera escala de violencia sea aún mayor, porque las mujeres pueden tener reticencias a contarlo.

En el último año, la proporción de mujeres fue alrededor del 5% para América del Norte, Europa y Asia Pacífico, mientras que en África el porcentaje se sitúa entre el 15 y el 30%.

La investigación muestra que los gobiernos no están en el camino de cumplir los objetivos globales para eliminar la violencia contra las mujeres y las niñas.

Incluso, en algunos países con ingresos altos, la prevalencia de la violencia de género es relativamente alta, lo que exige invertir en la prevención local y mundial.

Además, los investigadores hacen hincapié en que es probable que el problema se haya exacerbado aún más por la pandemia de la Covid-19 y destacan que existe una necesidad urgente de fortalecer la respuesta de salud pública a la violencia de género.