Los datos de la Delegación de Gobierno contra la violencia de género señalan que siete mujeres y un menor has sido víctimas de violencia machista en este último mes, el más negro del año.

En enero, se contabilizó un asesinato, en febrero y marzo fueron dos las mujeres asesinadas cada mes y en abril, se produjeron tres casos.

El fin del estado de alarma el pasado 9 de mayo ha podido ser un factor determinante. Ese mismo día, se registró el asesinato de una mujer en Sagunto (Valencia= un suceso que se producía días después de que la víctima pusiera una denuncia contra su agresor.

Ocho días después, el 17 de mayo, se produjeron otros dos sucesos, con tres personas asesinadas: una mujer y su hijo en Mallorca, y una mujer en Tarragona.

Esa misma semana hubo tres asesinatos más. El 18 de mayo en Barcelona, el 20 en Asturias y el 23 en Zaragoza.

La ministra de igualdad, Irene Montero, convocó de urgencia el Pacto de Estado contra la Violencia de Género, del que forman parte todas las administraciones, representantes de las Cortes y el Observatorio de Violencia contra la Mujer.

Tras este encuentro se inició un Plan de Mejora y Modernización del sistema de atención a las víctimas, con el objetivo de estudiar qué ha fallado en estos casos.

La ministra ha señalado que puede existir una relación entre el fin del estado de alarma y el repunte de asesinatos de violencia de género.

Con las 15 víctimas registradas en lo que llevamos de 2021, son 1.095 las mujeres asesinadas como consecuencia de esta lacra desde 2003, año en el que se empiezan a contabilizar.