Este martes, durante la reunión del Consejo de Ministros, el Gobierno ha aprobado un real decreto para la modernización y actualización del servicio de atención a las víctimas de violencia de género Atenpro, con 32,6 millones de euros.

La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha destacado que los teléfonos facilitados a las víctimas para su seguimiento y atención se han quedado “viejos”. Se prevé que su actualización finalice en 2023, con una cobertura de unas 50.000 mujeres víctimas, frente a las 16.500 actuales.

El servicio de Atenpro consiste en un dispositivo telefónico que ya forma parte de los programas de atención integral a víctimas de violencia de género, gracias al que disponen de atención psicológica, especializada o de emergencia las 24 horas al día, los siete días a la semana.

El problema es que estos dispositivos se han quedado desactualizados, sus baterías duran poco o resultan demasiado grandes, dificultando su uso a las mujeres que se encuentran en situaciones que requieren discreción; del mismo modo, en el ámbito rural cuentan con poca cobertura.

Por ello, la actualización buscará mejorar la cobertura y el uso de dispositivos de última generación, no solo en materia de teléfonos, sino también relojes o cualquier otro instrumento que permita a las mujeres víctimas contactar con el servicio.

Además, se busca que esta actualización se destine todas las víctimas de violencias machistas, en lugar de ayudar únicamente a quienes sufren violencia de género, es decir, la que se da en el seno de la pareja o expareja, como se hace en la actualidad.

La financiación de está medida está a cargo de los fondos europeos, debido a que forma parte del Plan España te Protege contra las Violencias Machistas, que el Gobierno ha incluido dentro del Plan de Recuperación y Resiliencia tras la pandemia.