TRAS LA APROBACIÓN DE UN REAL DECRETO

TRAS LA APROBACIÓN DE UN REAL DECRETO

Los jueces critican la intromisión en su labor con las medidas urgentes contra la violencia de género

Las asociaciones judiciales se quejan de que el Real Decreto ley por el que se amplían las formas de acreditar la condición de víctima de violencia machista, aprobado por el Gobierno el pasado 3 de agosto, supone una intromisión en sus funciones, al poner en manos de la Administración lo que es competencia de un juez.

Imagen de un juzgado
Imagen de un juzgado | Agencias

Una sensación unánime entre las cuatro asociaciones de jueces, que ven con temor cómo se abre la puerta a otros agentes sociales para que tomen decisiones de especial transcendencia que deberían ser labor exclusiva de los magistrados.

No entienden por qué se han modificado con tanta urgencia, en forma de Real Decreto y en pleno verano, varias leyes orgánicas que afectan a los derechos fundamentales de los ciudadanos sin el necesario consenso del Parlamento.

Hasta ahora, solo una resolución judicial o un informe de la Fiscalía podía acreditar una situación de violencia de género y, por tanto, la condición de víctima; con el polémico Real Decreto ley también se puede determinar con un informe de los servicios sociales, de los servicios especializados o de los servicios de acogida destinados a víctimas de violencia machista.

La Asociación Judicial Francisco de Vitoria (AJFV) cree que el Real Decreto ley no ha sido "meditado" ni "debatido" en profundidad y por ello pide al Gobierno que lo retire y confía en que la oposición no lo ratifique en el Congreso.

Aunque en general las asociaciones apoyan la necesidad de que se amplíe el significado de víctima de violencia de género y comprenden la intención de fortalecer las medidas contra esta lacra, no entienden ni la prisa ni la forma de hacerlo.

Para la Asociación Profesional de la Magistratura (APM), mayoritaria en el sector, es algo que no "encaja del todo" y cree que hay muchos derechos fundamentales en juego, incluido el de la presunción de inocencia, como para dejar un asunto así únicamente en manos de la Administración.

Con similar preocupación acogen desde la asociación Jueces y Juezas para la Democracia (JJpD) y Foro Judicial Independiente (FJI) la modificación del Código Civil, por la que los menores expuestos a violencia de género no necesitan el permiso del padre para recibir atención psicológica.

Una medida que afecta de manera directa a la patria potestad.

En este punto, Juezas y Jueces para la Democracia y la Asociación Judicial Francisco de Vitoria coinciden en cuestionar que solo haga falta la denuncia para que el denunciado no pueda decidir sobre sus hijos ni el juez pronunciarse sobre el asunto.

Con todo, las asociaciones sostienen que no concurren los requisitos de "urgencia y credibilidad" necesarios para la tramitación de un Real Decreto ley; lo "lógico", dicen, hubiese sido someter a debate las medidas en el Parlamento para aprobarlas, en su caso, con la "mayor celeridad" que las fuerzas políticas estimasen.

Tolerancia Cero | Agencias | Madrid | Actualizado el 21/08/2018 a las 12:41 horas

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.