Desde el año 2019, se ha impartido formación en igualdad entre hombres y mujeres y en prevención de casos de violencia de género a un total de 1.423 integrantes de la Administración de Justicia.

En este sentido, se han impartido 460 horas de formación en igualdad y prevención distribuidas en 44 actividades. Por su parte, a la carrera fiscal le han correspondido 210 horas repartidas en 18 actividades, a las que han asistido 526 alumnos.

Además, la ministra de justicia, Pilar Llop, ha informado que se está trabajando en el desarrollo de un plan de formación específico en materia de igualdad de oportunidades y lucha contra la violencia de género destinado a todos los estudios jurídicos.

Por otro lado, desde 2017, se encuentra en vigor el Pacto de Estado contra la violencia de género y las comisiones destinadas a su seguimiento siguen funcionando en el Congreso y el Senado.

Todas estas medidas son necesarias, pues cabe recordar que desde el año 2003, un total de 1.111 mujeres han sido asesinadas por sus parejas o exparejas, así como 41 niños y niñas, y otros 320 menores han quedado huérfanos.

Sin embargo, no todos los delitos se producen en el entorno físico, sino que también se dan a través de Internet, donde los insultos, amenazas o acosos llegan a ser de un calibre similar o, incluso, más grave.

En cuanto a la ocupación de puestos de responsabilidad, Llop aboga por continuar trabajando para combatir las trabas que impiden a las mujeres su alcance.

Esto también se aprecia en la Justicia, donde las mujeres ocupan el 22% de los puestos del Supremo. Sin embargo, en la carrera judicial se ha logrado alcanzar un equilibrio, con cerca de un 70% de mujeres en algunas promociones.

Además, algunas reformas legislativas han entrado en vigor últimamente, como la reforma de la legislación civil y procesal para el apoyo de las personas con discapacidad en su actividad jurídica, de manera que se les acompaña para que tomen sus propias decisiones de forma libre.

Por otro lado, la ley integral de protección a la infancia frente a la violencia actuará como elemento potenciador de las oficinas destinadas a la asistencia de las víctimas, de manera que el interés por el menor siempre esté presente. Finalmente, cabe destacar que la aprobación del proyecto de ley de libertad sexual de las mujeres supone un gran avance.