EL 13% DE LAS VÍCTIMAS SON MAYORES DE 65 AÑOS

EL 13% DE LAS VÍCTIMAS SON MAYORES DE 65 AÑOS

Las mujeres mayores de 65 años, el grupo más vulnerable ante la violencia de género

Los estudios de violencia de género en ancianas son escasos. No obstante, el Observatorio Estatal de Violencia sobre la Mujer ha publicado informes sobre víctimas mortales y datos de denuncia, que constata que el 13% de las víctimas mortales por maltrato son mayores de 65 años.

Pareja mayor
Pareja mayor | Agencias

Identificar las señales de la violencia de género es complicado, en el caso de los ancianos se basa, especialmente, en aspectos clínicos.

Es importante reconocer las características propias y las necesidades de las mujeres mayores que sufren violencia.

En las personas mayores más de un tercio de casos de sospecha de malos tratos corresponden a violencia de género.

El antecedente de agresión previa es mayor en el caso de violencia de género en personas mayores de 65 años, mientras que la dependencia física y psíquica tiene lugar en dos de cada tres casos de violencia de género en mayores de 65 años, según señalan los expertos.

Las mujeres ancianas son el grupo más vulnerable, porque tienen más dificultad para defenderse, pedir ayuda, no tienen una amplia información de sus derechos y, a menudo, han sufrido un maltrato en silencio durante años.

Además, las consecuencias de las lesiones físicas pueden ser más graves por tratarse de pacientes frágiles. La depresión es más frecuente en las ancianas que sufren violencia de género.

La violencia de género puede producirse en contextos de fragilidad y dependencia o sin que existan estas circunstancias y la mujer mantenga un elevado grado de autonomía personal.

La identificación de una anciana maltratada no es una tarea fácil y requiere por parte de los profesionales sanitarios de un elevado índice de sospecha.

Cada caso de violencia de género en personas mayores es diferente y puede comenzar en la tercera edad o haber sufrido previamente malos tratos.

Existe una asociación significativa entre la violencia y una menor salud física y la posibilidad de sufrir una enfermedad mental. También se vincula a hogares con bajos ingresos y baja vida social. La dependencia económica es otro de los obstáculos para que las mujeres denuncien a sus maridos.

Los especialistas señalan que para minimizar el problema de la violencia de género en personas mayores es necesario aumentar los conocimientos sobre la situación, elaborar políticas centralizadas en este aspecto y aplicar estrategias de prevención que sean eficaces.

Agencias | Madrid | 13/12/2017

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.