La delegada del Ejecutivo en esta materia, Victoria Rosell, ha señalado que una de las "claves" de esta campaña es "mostrar situaciones diversas para ayudar a la sociedad a identificar violencias sexuales" que pueden suceder en el entorno cercano y concienciar a "quienes deben evitarlas".

También ha señalado que un objetivo fundamental es "insistir en que existen cada vez más recursos para asesorar, proteger y reparar a las víctimas".

La campaña ha sido creada por Ogilvy Madrid y está compuesta por diferentes piezas que narran tres situaciones, basadas en hechos reales. Cada una acontecida en lugares y ámbitos distintos: en el entorno digital, en la infancia y en el ocio nocturno.

Cada historia concluye mostrando los recursos a disposición de las víctimas para su atención, acompañamiento y asesoramiento: 016, puntos violeta y profesionales como las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Tal y como ha informado el Ministerio de Igualdad, el plan de medios de la campaña incluye anuncios en televisión, cines, exterior, digital, redes sociales y radio.