Un nuevo estudio llevado a cabo por United European Gastroenterology (UEG) alerta de que la población europea sufre cada vez más problemas de sobrepeso u obesidad. La investigación informa que la mayoría de estos casos tienen como causa directa una alimentación basada cada vez más, en comida ultraprocesada.

Este tipo de productos aumentan también el riesgo de sufrir algún tipo de enfermedad grave, e incluso cáncer. Como indican los expertos detrás de este informe, este tipo de alimentación conlleva un aumento del 50% de las posibilidades de desarrollar cáncer de colon en hombres.

Además, el sobrepeso supone también sufrir de hígado graso, que deriva en esteatohepatitis no alcohólica, una inflamación que degeneraría en todo tipo de problemas graves. Las mayores tasas de sobrepeso infantil en Europa, como aclara el informe, se concentrarían en el sur del continente, en los países del Mediterráneo.

Esto se debe a que países como España, Grecia, Chipre o Portugal han acabado por sustituir la dieta mediterránea rica en productos vegetales de gran aporte nutricional, por productos procesados, que destacan por sus altos contenidos en azúcares añadidos, grasas saturadas y sal.

El informe, que sitúa en más de 80.000 millones de euros anuales, los costes derivados de los tratamientos médicos, así como de la pérdida de productividad y de calidad de vida, advierte de la necesidad de prohibir, o por lo menos, restringir el comercio de productos con grasas trans. Además, para reducir los casos de obesidad en Europa, desde la UEG recomiendan duplicar el consumo de frutas, verduras, nueces y legumbres; y reducir el consumo de azúcar en los durante los próximos 30 años.