LA OCU DEMUESTRA QUE LOS ELECTRODOMÉSTICOS NO SE RECICLAN

LA OCU DEMUESTRA QUE LOS ELECTRODOMÉSTICOS NO SE RECICLAN

Reciclado: "trabajo fantasma"

Cada vez que compramos un electrodoméstico pagamos también el coste de su reciclaje cuando nos deshagamos de él, pero, ¿realmente se reciclan esos aparatos? Una organización de consumidores ha investigado qué pasa con ellos -utilizando un GPS- y el resultado es sorprendente.

Los localizadores fueron instalados en lugares estratégicos de 15 electrodomésticos viejos. Había que conocer todo el recorrido que seguían los aparatos hasta llegar a una planta de reciclaje autorizada.

Un trabajo de tres meses y, al final, sólo cuatro neveras y dos lavadoras llegaron a su destino correcto. El resto se quedó a mitad de camino.

Los electrodomésticos sólo pueden ser manipulados en plantas de reciclaje, son las únicas autorizadas para retirar los gases contaminantes de los frigoríficos, el condensador de las lavadoras o el plomo de los televisores antiguos. Sólo se recicla correctamente el 20% de los aparatos electrónicos.

Cada vez que se compra un electrodoméstico cobran lo que costará su futuro reciclaje, por un frigorífico unos 20 euros o cinco por un microondas. Y final de año, los consumidores pagan unos 300 millones de euros por un trabajo, dicen, fantasma.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.