EN EL HOSPITAL REINA SOFÍA DE CÓRDOBA

EN EL HOSPITAL REINA SOFÍA DE CÓRDOBA

Andalucía pone en funcionamiento el primer equipo de radioterapia de la donación de la Fundación Amancio Ortega

El Hospital Reina Sofía de Córdoba ha puesto en funcionamiento el primer equipo procedente de la donación de la Fundación Amancio Ortega, por un importe de 40 millones de euros. Se trata del equipo de radioterapia intraoperatoria, el primero de estas características en el sistema sanitario público andaluz, y que este hospital ha utilizado para aplicarlo en dos pacientes con cáncer de mama.

Pacientes de radioterapia sufren trastornos psicológicos durante el tratamiento
Pacientes de radioterapia sufren trastornos psicológicos durante el tratamiento | Agencias

El Hospital Reina Sofía de Córdoba ha puesto en funcionamiento el primer equipo procedente de la donación de la Fundación Amancio Ortega, por un importe de 40 millones de euros. Se trata del equipo de radioterapia intraoperatoria, primero de estas características en el sistema sanitario público andaluz y que este hospital ha utilizado, por primera vez hace unos días, para aplicarlo en dos pacientes con cáncer de mama.  

Junto a esta tecnología, se irán incorporando al sistema sanitario público andaluz de manera progresiva, hasta 2020, un total de 25 aceleradores lineales y dos TAC, así como las redes y sistemas de planificación necesarios para el buen funcionamiento de esta tecnología, según ha informado la Consejería de Salud en un comunicado en el que destaca esta "colaboración sin precedentes en Europa" que "colocará a Andalucía a la cabeza de la innovación en el tratamiento oncológico con radioterapia y que permite ampliar la capacidad terapéutica de la sanidad pública andaluza de cara al futuro y ante el crecimiento progresivo de la incidencia y la prevalencia del cáncer".  

El equipo de radioterapia intraoperatoria permitirá, en aquellos pacientes en los que sea posible clínicamente, realizar el tratamiento radioterápico durante la intervención quirúrgica, reduciendo o eliminando tratamientos posteriores.

"Se trata de un gran avance para el paciente, ya que pasamos de una situación previa en la que la persona era intervenida quirúrgicamente y luego recibía entre 15 y 25 sesiones de radioterapia, y ahora, todo esto se evita y se concentra en un mismo acto", según ha destacado la directora de la Unidad de Gestión Clínica de Oncología Radioterápica, Amalia Palacios.

Las estimaciones que han realizado los oncólogos del Hospital Reina Sofía son que entre 80 y 100 mujeres al año podrán beneficiarse de las ventajas que aporta la realización del tratamiento radioterápico durante la intervención quirúrgica.Inicialmente, las pacientes que se beneficiarán de este equipo deben cumplir determinados criterios, como son el que sean pacientes sin afectación ganglionar, con bajo riesgo de recaída local, bajo riesgo de diseminación a distancia, sin indicación de quimioterapia y con una edad igual o mayor a 50 años.  

Progresivamente, se irán ampliando los perfiles de pacientes y tumores para los que esté indicado, ya que el equipo presenta una gran variedad de aplicaciones. Así, se espera que, en un año aproximadamente, este equipo pueda ser utilizado con pacientes oncológicos de colon y recto y, posteriormente, en tumores cerebrales.

El equipo que ha participado en las dos primeras intervenciones realizadas con radioterapia intraoperatoria en el Hospital Reina Sofía ha estado integrado por profesionales de diferentes disciplinas, como son Cirugía, Oncología Radioterápica, Radiofísica y Protección Radiológica, Anestesia, Enfermería y Auxiliares de Enfermería, liderados por el cirujano Guillermo Bascuñana.

También han estado presentes en el quirófano una oncóloga radioterápica del Hospital Negrín de Las Palmas, radiofísicos, técnicos de la empresa suministradora del equipo y especialistas alemanes que durante toda esta semana han formado a una docena de profesionales del Hospital Reina Sofía en el uso de este equipamiento.   Además de la formación, durante toda la semana se ha realizado un proceso de información dirigido a una treintena de profesionales sanitarios de todas las categorías, implicados más indirectamente en el uso o manejo del equipo y espacios.

Para la instalación del equipo ha sido necesaria una adaptación del espacio quirúrgico, a fin de cumplir todos los requisitos establecidos en materia de seguridad. Asimismo, previo a todo este proceso, desde la Unidad de Protección Radiológica del Hospital Reina Sofía, se ha tramitado la autorización del espacio y el equipamiento con el Consejo de Seguridad Nuclear. La intervención consiste en la extracción del tumor, biopsia selectiva del ganglio centinela, para el estadiaje de la axila, y la radiación de la cavidad en la que se encontraba.

Una vez que el tumor es extirpado se envía a los servicios de Radiología y Anatomía Patológica para que los profesionales puedan realizar un estudio preliminar de la masa tumoral. Mientras, se instalan unas mamparas blindadas y se procede a la radiación de la zona en la que se ubicaba el tumor, permitiendo realizar en un mismo acto la intervención quirúrgica y la radioterapia.

Andalucía registra 32.000 nuevos casos al año de cáncer. Según informa la Junta, en las últimas tres décadas, la incidencia de cáncer ha aumentado considerablemente, 1,6% en hombres y 2,3% en mujeres, cada año, debido al envejecimiento de la población y al cambio hacia estilos de vida menos saludables, pero también se ha reducido la mortalidad gracias a la detección precoz y el avance de los tratamientos.

En cuanto a asistencias, los hospitales públicos andaluces han registrado en 2016 un total de 476.994 consultas de oncología médica y radioterápica. En el mismo periodo, se han administrado 181.575 sesiones de quimioterapia y se han realizado 255.856 sesiones de radioterapia, habiéndose registrado 22.216 sesiones de quimioterapia y 33.626 de radioterapia en el hospital cordobés.

La evidencia científica ha demostrado que al menos un 40% de todos los pacientes curados de cáncer han recibido radioterapia como parte de su tratamiento curativo y en el 16% de los casos la curación se debe exclusivamente a la radioterapia. En total, seis de cada diez pacientes diagnosticados de cáncer obtendrán un beneficio probado gracias al tratamiento con radiaciones en sus distintas modalidades.

De los más de 32.000 casos nuevos de cáncer que se diagnostican al año en la comunidad autónoma andaluza, alrededor del 60% son candidatos a recibir radioterapia, por lo que ésta llega a beneficiar a más de 19.000 pacientes cada año.

Constantes y Vitales | EFE | Madrid | Actualizado el 03/08/2018 a las 19:42 horas

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.