CON UN TRATAMIENTO DE INMUNOTERAPIA

CON UN TRATAMIENTO DE INMUNOTERAPIA

Investigadores consiguen reducir el tamaño de las metástasis de cáncer de vejiga

Un ensayo llevado a cabo en hospitales de varios países, entre ellos el Hospital Vall d’Hebron de Barcelona, ha conseguido reducir el tamaño de los tumores metastásicos de vejiga utilizando un tratamiento de inmunoterapia.

Investigadores
Investigadores | Agencias

La investigación, cuyos resultados publica hoy la revista 'Nature', abre nuevas esperanzas ante un cáncer de mal pronóstico y cuyas opciones terapéuticas son escasas y de baja eficacia, además de dar la posibilidad de continuar con los ensayos en fase II y III.

Los tumores de vejiga son más frecuentes en hombres que en mujeres, con una incidencia de 39 casos por 100.000 habitantes, y es el cuarto tumor en cuanto a su incidencia entre los hombres y el quinto en la población en general.

Es un tumor muy relacionado con el consumo de tabaco y suele tener mal pronóstico, con relativamente pocas opciones terapéuticas, por lo que cualquier mejora en su tratamiento y en la supervivencia de estos pacientes supone un avance.

La oncóloga Cristina Cruz, del Grupo de Desarrollo Clínico Precoz de Fármacos del Vall d’Hebron Instituto de Oncología (VHIO), ha explicado que una investigación previa había detectado que la proteína PD-L1 se encuentra en una gran variedad de tumores y facilita a las células tumorales escapar de la vigilancia del sistema inmune. "Esta proteína bloquea la respuesta inmune del paciente y la inhabilita para luchar contra las células cancerosas", ha señalado Cristina Cruz.

La idea inicial de este estudio se basaba en este hallazgo y proponía administrar inmunoterapia dirigida a bloquear la PD-L1 del tumor, que se encuentra presente en un 30% de los tumores metastásicos de vejiga, con la idea de compensar así este intento de burla al sistema inmune por parte de las células tumorales.

Los resultados de este ensayo clínico con un fármaco anti-PD-L1, confirmaron esta idea y los médicos comprobaron que al administrar inmunoterapia se restauró la respuesta inmunológica de los pacientes y disminuyó el tamaño del tumor en un 43 % de los pacientes tratados en los que el tumor presentaba la proteína PD-L1. Ante estos resultados, los investigadores decidieron ampliar el grupo de estudio y administrar también el fármaco inmunoterapéutico a pacientes con cáncer de vejiga metastásico independientemente del biomarcador PD-L1.

"Los resultados apoyaban que la respuesta inmune se podía manipular para lograr una reducción objetiva del tamaño del tumor en pacientes con un cáncer avanzado de vejiga y sin muchas opciones terapéuticas; lo siguiente fue probar el fármaco independientemente de la presencia del marcador PD-L1", ha explicado Cruz. Los resultados evidenciaron que el fármaco también lograba un 11 % de respuestas en el grupo de cáncer de vejiga sin expresión de la proteína PD-L1 (PD-L1-).

"Los ensayos clínicos en los que participamos nos están mostrando resultados muy prometedores para apostar por el campo de la inmunoterapia. Cada nuevo resultado que conseguimos con estas nuevas estrategias demuestra que realmente funcionan y consolidan a la inmunoterapia como una firme opción terapéutica contra el cáncer", ha concluido Tabernero.

La inmunoterapia se basa en utilizar el propio sistema inmune del paciente con cáncer para luchar contra las células cancerosas. En los últimos años, la inmunoterapia había mostrado su eficacia en el melanoma metastásico, y también en algunos tumores de pulmón y riñón, lo que animó a la comunidad científica a seguir buscando respuestas en otros tumores. Tras estos resultados, los investigadores ya han diseñado un ensayo en fase III que se iniciará próximamente en varios hospitales españoles.

EFE | Madrid | 28/11/2014

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.