Dormir demasiado poco es uno de los principales factores de riesgo de todo tipo de enfermedades. De hecho, si no respetamos nuestras horas de sueño, no solo nos sentiremos más cansados a lo largo del día, sino que podríamos acabar por desarrollar distintas patologías perjudiciales para nuestra salud.

Sin embargo, ahora un nuevo estudio advierte que dormir demasiado tampoco es saludable. Además, esta situación puede hacernos tanto mal, como dormir menos de las horas indicadas para un buen descanso. Esto se debe a que dormir las horas indicadas para un correcto descanso, es decir, no más de ocho cada noche, nos ayudará a evitar la rigidez de nuestras arterias.

Este síntoma, que puede derivar en enfermedades cardiovasculares y en accidente cerebrovascular, aparece cuando las paredes arteriales se engrosan por la acumulación de placa. Si bien, los encargados del estudio que ha ofrecido estos resultados no acaban de comprender la relación exacta que lleva a estos eventos vasculares, advierten de la importancia para nuestra salud, de un correcto descanso.

Por otra parte, como adelantaban los investigadores, la buena noticia se encuentra en el hecho de que, a diferencia de factores como la edad o la genética, el descanso puede ajustarse. De esta manera, podemos modificar ampliar o reducir nuestro horario de sueño, así como ajustar nuestra dieta y el deporte que practicamos para prevenir este tipo de enfermedades relacionadas con el corazón.