LATIGAZO CERVICAL

LATIGAZO CERVICAL

Las recomendaciones médicas tras sufrir un esguince cervical

El latigazo cervical se puede traducir en diferentes tipos de patologías, desde dolor y rigidez de cuello, dolor de cabeza o debilidad del hombro hasta mareos, vómitos y fractura o luxación cervical.

Una vez que se ha sufrido un latigazo cervical, estas son algunas de las recomendaciones que hacen médicos rehabilitadores:

1.- Si se coloca collarín cervical sin existir subluxación o fractura vertebral, retirarlo en 24-48 horas como máximo.

2.- Si no existe contraindicación, iniciar lo antes posible una rehabilitación que incluya, siempre, ejercicios simples y progresivos que deberían poder hacerse 2 o 3 veces al día en el domicilio del paciente. Por el contrario, los tratamientos de electrotermoterapia (infrarrojo, microondas, onda corta) o masoterapia (masajes), sin ejercicios de la zona, suelen ralentizar la recuperación.

3.- Iniciar lo antes posible las actividades cotidianas que no supongan una sobrecarga sobre la zona cérvico-dorsal.

4.- Evitar posiciones mantenidas de la columna cervical durante periodos prolongados de tiempo: muchas horas frente al ordenador, conducir de forma continuada, etcétera. Para ello, conviene realizar paradas breves de 3-4 minutos cada hora o  hora y media, para hacer unas pequeñas series de los ejercicios flexibilizantes recomendados para la rehabilitación.

5.- Intentar no hacer caso a los frecuentes comentarios o informaciones que aseguran que el latigazo cervical es “muy difícil de curar” o que supone “lesiones para siempre”, ya que una actitud positiva en la resolución de los problemas minimiza en gran medida la percepción de las molestias que se puedan padecer.

 

Ponle Freno-AXA | Madrid | 20/05/2013

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.