PROBADO EN RATONES

PROBADO EN RATONES

Investigan cómo retrasar las enfermedades neurodegerativas

Un nuevo y prometedor estudio, realizado en ratones, muestra cómo los proteasomas, el sistema de eliminación de residuos de una célula, puede romperse durante la enfermedad de Alzheimer,  creando un ciclo en el que aumentan los niveles de las proteínas dañadas que se vuelven tóxicas, obstruyendo los proteasomas y matando las neuronas.

Proteína clave en las enfermedades neurodegenerativas
Proteína clave en las enfermedades neurodegenerativas | Agencias

Esta nueva investigación sugiere que aumentar la actividad del proteasoma con medicamentos durante las primeras etapas en las que se desarrolla en Alzheimer puede prevenir la demencia y reducir el daño al cerebro.

"Esta investigación avanza en nuestros conocimientos del papel de los proteasomas en la neurodegeneración y proporciona una forma potencial de aliviar los síntomas de las enfermedades neurodegenerativas", afirma Roderick Corriveau, director del programa en el Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares de los NIH, que financió el estudio.

El proteasoma es una estructura hueca y cilíndrica que 'mastica' las proteínas defectuosas en pequeños trozos, que se pueden reciclar en nuevas proteínas necesarias para una célula.

Para esta investigación se utilizó el modelo de ratón, genéticamente modificado de tauopatía, así como la observación de las células en un plato de laboratorio, los científicos descubrieron que a medida que los niveles de tau anormal se incrementan, la actividad del proteasoma se ralentiza.

El tratamiento de los ratones en las primeras etapas de tauopatía con el fármaco aumentó, considerablemnte, la actividad del proteasoma, disminuyendo la acumulación de tau y evitando los problemas de memoria; con el medicamento en funcionamiento exclusivamente durante las primeras etapas de la degeneración, que comenzaron a alrededor de los cuatro meses de edad de los roedores.

El medicamento ayudó a los ratones de cuatro meses de edad con tauopatía a recordar la ubicación de las plataformas de natación ocultas, igual que lo sabían los roedores de control, y mejor que los animales con tuatopía que recibieron placebos. Sin embargo, el tratamiento de los ratones en las etapas posteriores de la enfermedad no fue eficaz.

Agencias | Madrid | 22/12/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.